El comité de Avanza denuncia que hay buses incumpliendo la normativa Covid y la Policía los retira

El comité ha comunicado que los paros parciales están transcurriendo "sin incidencias"

El comité de huelga de Avanza ha denunciado este domingo que la empresa se ha negado a sacar de la circulación algunos autobuses, que, según el organismo, no cumplen con la normativa Covid. El comité señalaba que ha detectado incidencias respecto a algunos asientos que debían ser precintados para garantizar la distancia de seguridad y cumplir con el máximo de plazas permitidas, pero que, al comunicarle este problema al responsable de la empresa, “se ha negado a ello”, por lo que han elevado esta queja a la Policía Local, quien finalmente ha obligado a que los vehículos se retirasen a cocheras.

Siempre según la versión del comité, han explicado que “a pesar de la gravedad de la situación porque puede favorecer el contagio en el interior del autobús, el responsable de la empresa ha ordenado que los autobuses salieran a la calle a prestar servicio”, en una “irresponsable” decisión que ha llevado al comité “a denunciar este hecho ante la Policía Local, que ha intervenido y ha obligado a que estos autobuses se retirasen a cocheras, para que se precintasen los asientos de los viajeros que no pueden ser usados y con ello cumplir la normativa establecida”.

Según el comunicado emitido por el comité, “este tipo de situaciones ya fueron denunciadas sindicalmente, ya que con frecuencia, los autobuses urbanos salen a prestar servicio a la calle, sin tener establecido el número o porcentaje correspondiente de asientos inutilizados, lo que provoca que, en el mejor de los casos, no exista un criterio uniforme en el precintado de esos asientos –ni tan siquiera en los autobuses del mismo modelo e igual número de asientos-, así como una total falta de control cuando alguno de los precintos o de las pegatinas se deterioran por el paso del tiempo o se retiran por cualquier otra circunstancia”. “A pesar de esta denuncia, la empresa sigue incumpliendo la normativa sanitaria en el interior de los autobuses”, critican.

Asimismo, los trabajadores dicen “no entender” que Avanza Zaragoza “quede sumida en continuas contradicciones, al esgrimir continuamente los efectos de la pandemia como arma arrojadiza contra los trabajadores cuando se trata de negociar un nuevo Convenio Colectivo que regule las relaciones laborales de los más de 1.200 trabajadores del servicio, mientras que por otro lado, los efectos del coronavirus poco parezcan importarle lo más mínimo cuando se trata de prestar un servicio de autobús urbano que cumpla con los preceptos legales”. “Avanza Zaragoza está más interesada en realizar kilómetros, que es su fuente de ingresos, que en garantizar la salud de los usuarios del autobús urbano”, denuncian.

“Ante esta situación el Ayuntamiento no puede estar parado y debe intervenir urgentemente a través de controles diarios de los autobuses por sus propios inspectores municipales o incluso por la Policía Local”, proponen, a la par que se refieren también a una negociación del convenio que actualmente está “paralizada por la empresa”. “Este comité de huelga reitera su disposición a reunirnos con la empresa el día que desbloquee su postura negacionista y esté en disposición negociadora”, aseguran.

Servicios mínimos «excesivos»

De igual manera, explican que los paros parciales que se están llevando a cabo este fin de semana por tercera vez consecutiva están transcurriendo “sin incidencias” y con un seguimiento en el día de hoy, según el organismo, “del 100% en Taller, 100% en Caja y 94% en conductores”, mientras que los inspectores no han secundado los paros. No obstante, sí denuncian que los servicios mínimos pactados entre la empresa y el Ayuntamiento están siendo “excesivos”.

Los paros se realizan los fines de semana en horario de mañana y de tarde, por la mañana desde las 8.00 hasta las 10.00 horas y por la tarde de 20.00 a 22.00 horas. “Hasta la fecha los paros parciales están trascurriendo sin incidentes reseñables y se está desarrollando cumpliendo escrupulosamente los altísimos y excesivos servicios mínimos que ha impuesto el Ayuntamiento con la colaboración de la empresa”, han finalizado.

Print Friendly, PDF & Email