Todos los grupos de la DPZ, a excepción de Vox, acuerdan un manifiesto común por el Día de la Mujer

El texto lamenta que este año 2021 el día 8 de marzo llega “inmersos en una crisis sanitaria y humanitaria a nivel global"

Todos los grupos políticos de la Diputación de Zaragoza, a excepción de Vox, se han puesto de acuerdo para impulsar un manifiesto con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este lunes 8 de marzo. PSOE, PP, Ciudadanos, En Común-IU y Podemos-Equo se han unido para reclamar, “con una única voz”, la consolidación de la igualdad entre hombres y mujeres, y alertar de la necesidad “de cerrar muchas brechas todavía pendientes como la laboral, salarial, digital o de corresponsabilidad”, que se han visto además agudizadas por la pandemia.

El texto, respaldado por 26 de los 27 diputados de la corporación, subraya la necesidad de seguir uniendo esfuerzos entre los gobiernos, instituciones públicas y privadas, asociaciones civiles, agentes sociales y ciudadanía, “para hacer una reivindicación justa y unánime: la consolidación de la igualdad entre mujeres y hombres”.

“Con una única voz, exigimos el cumplimiento de las medidas tantas veces acordadas y hacemos balance de los logros alcanzados. Unas medidas reclamadas en nombre del derecho y de la justicia para garantizar una sociedad paritaria y participativa”, destaca esta declaración política y de intenciones.

El texto lamenta que este año 2021 el día 8 de marzo llega “inmersos en una crisis sanitaria y humanitaria a nivel global, que ha generado un impacto negativo sin precedentes en los avances conseguidos”, y destaca que “la difícil situación económica en la que se encuentra el país, consecuencia directa de la pandemia por el covid, ha agudizado las diferencias existentes”.

La mujer y el Covid

Asimismo, el manifiesto hace hincapié en mencionar todas aquellas exigencias que han recaído en la figura de la mujer durante un año marcado por la crisis sanitaria. “Durante este periodo, las mujeres hemos sido protagonistas tanto en el ámbito sanitario como en el ámbito de los cuidados, asumiendo una mayor carga de trabajo en el hogar. Las mujeres realizamos una parte muy importante de los trabajos esenciales. Según la EPA, las mujeres suponemos el 85% del personal trabajador en las residencias de mayores y de personas dependientes donde se han dado las más altas cifras de fallecimientos. También somos mayoritarias en otros servicios esenciales como el comercio, la alimentación, la limpieza y la práctica totalidad de las empleadas del hogar de los cuidados, trabajos todos feminizados y precarizados. A esto sumamos el desigual reparto de las tareas del hogar, a las que muchas hemos sumado el teletrabajo, la educación y el cuidado de las personas de la casa”.

En el texto se hace además una mención especial a las mujeres maltratadas. “Y por supuesto, no hay que olvidar que el confinamiento y el aislamiento social ha sido una tortura añadida para todas las mujeres víctimas de violencia de género”, recuerda el manifiesto.

Asimismo y expresándose en palabras de Naciones Unidas, el texto explica que “la crisis ha puesto de relieve tanto la importancia fundamental de las contribuciones de las mujeres como las cargas desproporcionadas que soportan”. Naciones Unidas advierte además que, a raíz de la pandemia, “han surgido nuevos obstáculos que se suman a los de carácter social y sistémico que persistían antes y que frenan la participación y el liderazgo de las mujeres”.

Brecha laboral

A su vez el manifiesto destaca las diferencias todavía evidentes entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. “A pesar de que constituyen la mayoría del personal de primera línea, las mujeres todavía están infrarrepresentadas en los espacios de poder y de toma de decisiones. Está demostrado que las mujeres, laboralmente, sufren mayor precariedad y eso las coloca en una posición social y vital que les hace depender de las políticas públicas, de los recursos del estado y de las instituciones”.

Los cinco partidos políticos destacan en el manifiesto que todos los elementos citados concurren juntos para establecer “un suelo pegajoso” que dificulta a las mujeres el desarrollo de su proyecto vital y las bases de la brecha salarial por la que las mujeres trabajan sin remunerar 51 días al año con respecto a los hombres. “A largo plazo, esta brecha salarial afecta a nuestras pensiones, y además, sufrimos mayor riesgo de pobreza y exclusión social que los hombres, especialmente los hogares monomarentales. Se estima que la crisis económica provocada por la pandemia afectará más a las mujeres ya que no debemos olvidar que tenemos mayor tasa de desempleo, sobre todo entre las más jóvenes”.

“Debemos reflexionar y alertar sobre la necesidad de cerrar muchas brechas que aún nos quedan pendientes, como la laboral, la salarial, la brecha digital o la de corresponsabilidad”, recalca el texto.

El manifiesto conmemora además “la valentía y el arrojo” de Clara Campoamor, una mujer “que conquistó el voto para las mujeres de este país”. Este 2021 se cumplen 90 años “en los que su opinión ha influido en los procesos democráticos”. “A ella le precedieron otras mujeres de las que todas y todos hemos heredado un feminismo que tiene mucho que ver con los derechos humanos, con la democracia y con la justicia social”.

El manifiesto finaliza con una declaración de intenciones. “Desde los gobiernos locales, provinciales y autonómicos y a nivel nacional debemos dar soluciones reales que consoliden la igualdad de mujeres y hombres, porque para que sea una realidad, debemos sumar esfuerzos y entender que, una sociedad justa, es aquella en la que todas y todos tenemos, realmente, las mismas obligaciones y responsabilidades y finalmente, los mismos derechos y las mismas oportunidades”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies