Casademont Zaragoza cede en un igualado choque ante Joventut (95-100)

Los rojillos compitieron hasta el final. Foto: Basket Zaragoza

Casademont Zaragoza cayó en un ofensivo e igualado partido contra Joventut de Badalona (95-100). Los rojillos, que tuvieron opciones hasta el final cedieron ante un conjunto verdinegro que aprovecho el dominio en el rebote para desnivelar la balanza ante unos rojillos entre los que destacó especialmente Jacob Wiley, en su debut en el Príncipe Felipe, con 21 puntos y 10 rebotes.

Harris abrió el marcador, tras el salto inicial que ganó Hlinason a Tomic, mientras López-Aróstegui subía el primer triple de la noche. Basas sumaba la segunda falta pronto, Benzing volteaba el tanteador y Sulaimon de 3 equilibraba el choque. La falta de acierto en la anotación rojilla abrió brecha visitante (7-13) pero los dos alemanes de Casademont Zaragoza con un 4-0 difuminaron el marcador.

Hlinason cometió dos faltas sobre Tomic y Sergio Hernández lo rotó por Wiley. Más acertados en ataque, Ennis sacó un triple al límite y Brussino asistió a Wiley para la ventaja local, en ese sendero parejo que fue el primer tramo.

Wiley abrió el cuarto sumando a la contra, subiendo Casademont Zaragoza la intensidad de defensiva con un sobresaliente Brussino (24-19). Birgander cometió la tercera falta y, aunque la Penya tardó 2.30 minutos en sumar, lo hizo con dos triples para igualar a 25 (minuto 13). Hernández paró el partido y Joventut con un 0-5 abrió otra rendija sin que los rojillos reblaran. Benzing empezó a sumar y Sulaimon a triplear en el desenlace.

Harris burló a Tomic en línea de fondo y Rivas recibió una técnica por “flopping” que Benzing aprovechó, como la sociedad Sulaimon-Brussino-Wiley para el 46-45 y un triple del 0 rojillo para dar una mínima ventaja.

Tras la pausa, el juego embarullado al que se encaminaba el encuentro, trajo la tercera falta de Hlinason y el 49-56 que hizo saltar el tiempo local. Remó Zaragoza, pero Joventut había cogido inercia (53-70). Calatrava señaló dos técnicas consecutivas a Sulaimon, que supusieron su eliminación del partido. Salió la rasmia y Ennis sacó a Birgander la quinta falta y puso el 60-62 tras otro robo y Wiley en un “coast to coast” igualó. Javi García provocó la pérdida rival y Harris puso el 64-62.

Casademont se había puesto en modo rasmia en una batalla cerrada hasta que una falta casi sobre la bocina dejó cuatro abajo a los rojillos. Se puso 77-75 Casademont Zaragoza con el triple de San Miguel, pero el desenlace se presumía apretado, como todo el choque. Wiley y Harris en ataque estático resolvían mientras en defensa los rojillos incrementaban el nivel. La batalla era apasionante.

Harris emergía cobrando faltas y sumando, mientras los rojillos apretaban en defensa y acumulaban libres (88-85) pasado el ecuador del tramo. La igualdad hacía que cada punto fuese oro. A 1.01, Sergio Hernández pidió tiempo con el 90-94 y Harris puso el 92-94 a 56 segundos. Anotó la Penya, erró Casademont y San Miguel cometió falta sobre López-Aróstegui, quien sumó para cerrar el partido pese al postrero triple de Brussino (95-100).

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies