La residencia de la Fundación Rey Ardid en Huesca creará 80 empleos y abrirá entre marzo y abril

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado este viernes el centro

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado este viernes, junto a la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, la residencia que la Fundación Rey Ardid en Huesca. En este centro se han invertido 8,5 millones de euros y se prevé crear 80 puestos de trabajo. Se trata de un centro innovador que abrirá entre mediados de marzo y principios de abril.

Lambán ha destacado el papel jugado por los profesionales sociosanitarios y de residencias durante la pandemia, especialmente en los momentos iniciales más duros, y ha reivindicado al tercer sector como una de las palancas fundamentales para que Aragón sea “líder en solidaridad” por atender a las personas más vulnerables.

El presidente de Aragón ha puesto en valor el papel de las residencias como servicio a la sociedad, y teniendo en cuenta los elevados índices de dependencia de una parte importante de las personas que viven en ellas. En Aragón, 10.000 de las plazas que existen son públicas o concertadas; y esa concertación se va a incrementar un 2,5% este año. En los últimos tres (contando la previsión para 2021), ese crecimiento ha sido del 10%.

El presidente aragonés ha indicado que el Ejecutivo está “enfrascado” en hacer inventario de daños, tratando de “resarcir” a los sectores más castigados, entre los que se encuentra el tercer sector. “La prioridad es reparar los destrozos sobre el sistema social y restituir la seguridad existencial de la gente más vulnerable. Es necesario restituir todos los marcos de igualdad a la situación anterior a la pandemia”, ha asegurado Lambán.

Asimismo, ha marcado como objetivo prioritario de la agenda de los próximos meses el compromiso por “no dejar a nadie atrás” y evitar que “a los destrozos causados por la crisis de 2008 se sumen los de la pandemia”. En ese propósito jugará un papel clave la utilización de los fondos europeos que pueden llegar a Aragón, y que serán destinados en parte a mejorar el sistema económico, educativo y social, a través de su digitalización y trasformación ecológica y sostenible.

Unas instalaciones punteras

La nueva residencia que Rey Ardid ha inaugurado en Huesca es un centro innovador en tecnología aplicada al cuidado de las personas mayores. Dispone de un total de 160 plazas de residencia y 30 de centro de día, distribuidas en una superficie edificable de 10.500 metros cuadrados. La puesta en marcha de este centro ha contado con una inversión de 8,5 millones de euros y se prevé que cree 80 puestos de trabajo.

Durante esta visita a la capital oscense, el presidente ha estado acompañado –además de por la consejera- por el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y el presidente de la Fundación Rey Ardid, Alfonso Vicente. El presidente aragonés ha hecho hincapié también en la importancia de que una Fundación como Rey Ardid, con más de 20 años de experiencia en la atención a las personas mayores, haya decidido realizar esta importante inversión en Huesca y ha destacado la importancia del tercer sector tanto para los cuidados como para la economía aragonesa.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies