Los Goya miden la calidad y tradición del séptimo arte aragonés

Habrá que ver este sábado en la gala si la representación aragonesa cumple con las expectativas y se adueña de diferentes premios

El Teatro del Soho CaixaBank de Málaga ya tiene todo a punto para acoger este sábado 6 de marzo los Premios Goya 2021, un evento un tanto especial no solo por los aires de grandeza y esplendidez que suele desprender, sino porque la gala de este año es “obligadamente distinta y extremadamente responsable” como consecuencia de la pandemia. El 35 aniversario de los preciados galardones tendrá por primera vez un formato híbrido que alternará la presencialidad con la conexión vía telemática. Los presentadores de la ceremonia, Antonio Banderas y María Casado, junto con los cineastas e intérpretes que entregarán los premios, estarán físicamente en el teatro, mientras que los 166 nominados lo vivirán desde sus hogares, pero con las mismas ganas e ilusión por poder recibir alguna que otra estatuilla.

Son incontables los nombres del panorama cineasta español que gozan de un más que merecido prestigio y reconocimiento en este acontecimiento, y quizás el gran público no se para a reflexionar acerca de su procedencia o bagaje. El éxito y popularidad del largometraje “Las Niñas”, dirigido por la zaragozana Pilar Palomero y que cuenta con la actuación de la joven aragonesa Andrea Fandos, le ha conducido a optar a un total de nueve nominaciones en la presente edición. Pero esto no se trata de pura casualidad, pues desde la creación del cine a finales del siglo XIX, han sido muchos los artistas de la Comunidad los que se han encargado de transportar el “sello Aragón” hasta cotas inimaginables.

El camino de Buñuel y Chomón

Autores pioneros del séptimo arte como Luis Buñuel, uno de los máximos exponentes del cine mudo, o el turolense Segundo de Chomón, creador de lo denominado por aquel entonces como “zarzuela cinematográfica”, constituyen claros ejemplos de la calidad que esta industria aragonesa ha otorgado al mundo. Poco después vendría el almuniense Florián Rey, actor-director que estuvo relegado a un segundo plano de manera más bien injusta. Su auge lo alcanzó en la década de los 30 con varias proyecciones, consiguiendo reflejar en ellas el costumbrismo y folclore de la época de la Segunda República Española. El también natural de la Almunia de Doña Godina Adolfo Aznar es otro de los grandes representantes aragoneses, pero la mayoría de su filmografía se ha perdido y, por ende, quedado en el olvido.

Por otro lado, Clemente Pamplona Blasco, hijo predilecto de la localidad de Bronchales -situada en la Sierra de Albarracín-, se inició como guionista tras alzarse con el primer premio en un concurso de guiones, pero tempranamente debutó en la dirección, donde encontró su gran pasión. Además, José María Beltrán Ausejo, que participó en una veintena de películas, empezó como iluminador y director de fotografía para luego ser el primero en llevar una cámara que permitió rodar al cine español en sonoro.

La continuación de Borau y Saura

Años más tarde llegaría José Luis Borau, al que le dio tiempo más que de sobra para ser director, productor, guionista, actor, editor literario y crítico de cine. Por si fuera poco, fue también miembro de la Real Academia Española en el sillón B desde 2008 hasta su fallecimiento en 2012. El zaragozano solía definirse como un “apasionado del cine desde su juventud”, cuando pasaba tardes enteras en las salas del paseo de la Independencia de la capital aragonesa. Este enamorado del séptimo arte cosechó una cantidad ingente de éxitos, recibiendo la Concha de Oro por “Furtivos” en el Festival de Cine de San Sebastián de 1975, así como el Goya a mejor guion y mejor director por “Leo” en el año 2000. En 1994, fue elegido presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas.

El oscense Carlos Saura, hermano del famoso pintor Antonio, es otro de los grandes grandísimos. ¡Vaya dos hijos! A sus 89 años, se ha retractado como el más importante director aragonés vivo, además del realizador español más reconocido a nivel internacional y uno de los cineastas de primera fila en la escena mundial. En sus vitrinas aparecen diversas medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos, el Premio San Jorge, más de una veintena de premios Goya, el BAFTA, el Premio del Jurado del Festival de Cannes, el Oso de Oro y Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín, nominaciones a los Globos de Oro, Oscar de Hollywood y César francés. Casi nada…

Artistas actuales

A pesar de la magnitud y relevancia de todos los artistas nombrados hasta este punto, cabe decir que actualmente hay muchos otros que pisan y vienen pisando muy fuerte. La actriz Luisa Gavasa, la directora Mercedes Gaspar, el maquillador de efectos especiales Pedro “Pedrati” Rodríguez, el guionista Gaizka Urresti, la también guionista Isabel Peña, la directora Nata Moreno, el director Javier Macipe, la diseñadora de vestuario Arantxa Ezquerro, el compositor Carlos Naya o el director David Ilundain, además de las ya mencionadas Pilar Palomero y Andrea Fandos. Todos estos aragoneses optan a galardones en sus respectivas categorías en los Premios Goya 2021, por lo que habrá que estar pendientes y bien atentos a la gran pantalla a partir de las 22.00 horas de este sábado a través de La 1 de RTVE.

La gala, que viene condicionada por el Covid-19, ha tenido que reinventarse, persiguiendo ser “el evento en el que se prendió la llama de la recuperación”, en palabras de Antonio Banderas. “Las niñas” competirá contra las trece nominaciones de “Adú”, las nueve de “Akelarre” o las ocho de “La boda de Rosa”. Asimismo, se disputará el premio a la mejor película con “Adú”, “Ane”, “La boda de Rosa” y “Sentimental”. Habrá que ver si la representación aragonesa cumple con las expectativas y se adueña de diferentes premios para volver a elevar la tradición cinematográfica de Aragón a la enésima potencia.

Print Friendly, PDF & Email