El delegado de Gobierno prohíbe las manifestaciones del Día de la Mujer en Madrid

Franco explica que lo lógico y responsable es prohibir las manifestaciones por el 8-M para evitar una acumulación de 60.000 personas

Así lo ha indicado en una comparecencia ante los medios de comunicación para informar sobre esta decisión que se tomó “tras estudiar todas las propuestas de manifestaciones y concentraciones” comunicadas a la Delegación del Gobierno para el domingo y el lunes. En total, había convocadas 104 manifestaciones en la región, de las cuales el 70% eran para reivindicar el Día de la Mujer, ha especificado.

“Si hacemos un sumatorio de todos los asistentes previstos por los convocantes, podríamos tener fácilmente entre los días 7 y 8 de marzo a más de 60.000 personas moviéndose por las diferentes calles de Madrid”, ha explicado Franco, justificando así esta decisión de prohibir las concentraciones “por motivos de salud pública”.

Todo ello teniendo en cuenta que “estamos en un momento en el que la Comunidad de Madrid sigue siendo uno de los territorios de España con mayor índice de contagios y personas hospitalizadas, muy por encima de la media nacional, hasta el punto de situarse todavía en el nivel de riesgo extremo por Covid-19. Por este motivo, el delegado del Gobierno en Madrid ha querido mandar un mensaje claro a todos los madrileños: “Prudencia, responsabilidad, sentido común para parar todos juntos los contagios y todos juntos también acabar con la pandemia”.

Franco ha incidido en todo momento en que esta decisión no obedece a motivos “ni sectarios ni ideológicos”, sino que está guiada por criterios “objetivos” y con el propósito de preservar la salud de los madrileños. “No nos mueve ningún afán de prohibir nada, nos mueve preservar la salud”, se reafirmó. Al mismo tiempo, ha informado de que esta decisión también se ha tomado basándose en informes de la Policía y de otras organizaciones “que nos dicen que lo lógico y lo responsable es prohibir estas manifestaciones”.

Print Friendly, PDF & Email