Adif licita un nuevo apartadero en Cella dentro del plan del Corredor Cantábrico-Mediterráneo

Adif ha informado que ya se han licitado 196 millones de euros para el desarrollo de este plan

Adif ha anunciado la ejecución de nuevas actuaciones para avanzar en el desarrollo del Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto para seguir potenciando esta infraestructura como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Entre las nuevas actuaciones destaca la ejecución de un nuevo apartadero de 750 metros en la estación de Cella (Teruel), proyecto actualmente en redacción, con lo que se desarrolla un nuevo polo para la conexión con Platea, que contribuirá al fomento del transporte de mercancías por ferrocarril.

Este anuncio se ha realizado en la reunión mantenida este jueves, vía telemática, de la comisión de seguimiento del Plan Director de esta línea, en la que han participado los organismos y agentes socioeconómicos que forman parte de ella, entre ellos el consejero de Movilidad y Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro.

José Luis Soro ha explicado que a los siete apartaderos de 750 metros que se están impulsado se le añade uno nuevo, en Cella, “importante para el impulso logístico de Aragón”. Esta buena noticia “es un ejemplo del éxito de la colaboración entre administraciones, en este caso desde el departamento de Economía que ya está impulsando la conexión de Platea con el futuro apartadero”. El consejero también ha destacado la importancia de la eliminación del paso a nivel en la estación de Teruel y cuyo proyecto está ya en redacción.

Soro ha destacado que lo importante ahora es la electrificación, se ha constatado que la electrificación entre Teruel Zaragoza va a buen ritmo con avances para el aumento de los gálibos y la creación de las subestaciones eléctricas necesarias.

También Adif ha informado que ya se han licitado 196 millones de euros para el desarrollo de este plan, cuya inversión global prevista asciende a 441 millones de euros. Este importe, que supera la previsión inicial, se ha actualizado con la progresiva definición constructiva de las actuaciones contempladas dentro del plan.

Asimismo, Adif ha asegurado que se está siguiendo la planificación prevista y ha reafirmado su compromiso con el desarrollo del conjunto de inversiones del plan, como se demuestra en la reciente licitación de la instalación de la catenaria en el tramo Zaragoza-Teruel y en la aprobación provisional del del Estudio Informativo del mismo tramo por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), que ya ha sido sometido a información pública.

A esto se añade la adenda firmada recientemente entre Adif, Puertos del Estado y la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) al convenio de 2017, según la cual se eleva la aportación máxima de la APV a través del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, inicialmente estimada en 13,6 millones de euros, hasta los 20,6 millones de euros para los nuevos apartaderos.

Asimismo, durante el encuentro virtual, se ha explicado que, a pesar de la alarma sanitaria, durante 2020 se ha mantenido una media semanal de 24 trenes de mercancías que transportaron más de un millón de toneladas brutas en el año, captándose nuevos tráficos como trenes con productos refrigerados, además de los que ya transitaban como los de vehículos o portacontenedores con diferentes artículos entre el puerto de Valencia, Zaragoza, Júndiz (Álava) y el puerto de Bilbao.

De la misma manera, la evolución de la media semanal de trenes de mercancías ha pasado de tres circulaciones semanales en el año 2015 a 24 en 2020, con una punta en 2020 de 44 circulaciones en una semana.

Todo ello, gracias a las actuaciones ya ejecutadas, como la implantación del sistema tren-tierra para disponer de la línea durante las 24 horas del día, el aumento de la capacidad de carga hasta las 22,5 toneladas o la eliminación de 15 Limitaciones Temporales de Velocidad (LTV).

Avance de las actuaciones

Además de las actuaciones ya ejecutadas, Adif sigue trabajando en otras inversiones contempladas en el Plan Director, entre otras la construcción de siete apartaderos para trenes de 750 m en dos contratos: uno para las estaciones de Estivella-Albalat, Teruel, Ferreruela y Cariñena, ejecutado en un 40% y otro para Navajas, Barracas y La Puebla de Valverde, cuyo grado de ejecución estimado es de un 75%, y en los que también se están ejecutando las instalaciones de seguridad y comunicaciones.

Una vez que se pongan en servicio las siete estaciones con 750 metros, se logrará aumentar la longitud y la carga máxima de los trenes

También destaca la adecuación de la superestructura de vía (carril, traviesas y balasto) en toda la línea. Por otro lado, se está trabajando en la construcción de las nuevas subestaciones de tracción en las áreas de Cariñena y Villafranca del Campo, mientras se está a la espera de la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la electrificación del tramo Teruel-Sagunto.

De forma paralela, Adif sigue trabajando en la redacción de los proyectos para la ampliación de los gálibos en túneles y pasos superiores en el tramo Teruel – Sagunto.

Asimismo, se están adecuando los proyectos para la supresión de los pasos a nivel en Teruel y Jérica.

Plan Director

El objetivo del Plan es mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para seguir potenciando este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, especialmente para el tráfico de mercancías permitiendo la circulación de trenes de 750 metros, facilitando las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico, de gran importancia

Una vez completado todo el Plan, la línea dispondrá de una mayor capacidad de tráficos, se reducirán de forma sustancial los tiempos de viaje tanto para los viajeros como para las mercancías, mejorará la competitividad de los servicios de carga, incrementará la velocidad máxima de circulación, aumentará la eficiencia en el transporte, podrá incorporar trenes eléctricos reduciendo así las emisiones, ofrecerá mejores parámetros de fiabilidad y confort, reducirá la probabilidad de incidencias y se convertirá en plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

Print Friendly, PDF & Email