Zapater presenta su candidatura para continuar en el once zaragocista

Zapater se postula como titular en el partido ante el Tenerife. Foto: Real Zaragoza

A medio camino entre la derrota ante el Real Oviedo y el próximo partido frente al Tenerife, el Real Zaragoza entrena para ir bien preparado a la cita. Las ausencias marcan ese choque, con un centro del campo donde ni Eguaras ni Francho podrán disputar un solo minuto. Sanabria tampoco parece que va a llegar. Así, Zapater se erige como principal baluarte en el centro del campo, algo que ya hizo en el enfrentamiento en el Tartiere.

El equipo tiene ahora el reto de recomponerse del último traspiés. Las sensaciones en los últimos dos partidos no han sido buenas, y la idea es volver a desplegar un juego como se vio previamente. El equipo “hasta hace poco ha demostrado que ha sacado resultados, que se puede confiar en él”, sostenía el capitán, que ha pasado por sala de prensa. De hecho, él lo hace, y cree que se va a poder solventar este mal trago.

Zapa se ha mostrado “convencido” de que se va a poder sacar adelante. Eso sí, reconoce que la gente “se cansa de las palabras”. “Hay que hablar menos y sacarlo en el campo”, sostenía en su intervención. Por ello es prioritario ser conscientes de que son “el equipo de las buenas sensaciones que veía todo el mundo”. Ese es el objetivo del choque ante el Tenerife y está en su mano poder llevarlo a cabo, como reconocía el de Ejea.

Una de las claves para salvar la categoría es la efectividad. Los buenos resultados “hacen que todo cambie el análisis”, y ahora el equipo “necesita puntos”. La semana pasada el vestuario era consciente de que habían pinchado todos los rivales, y ganarle al Alcorcón era “un pasito adelante”. A partir de ahí tuvo lugar la segunda derrota consecutiva, las sensaciones son distintas y ahora están “en el lío”. Eso sí, están convencidos de poder sacarlo adelante. “Va a ser hasta el final así y tenemos que se conscientes de ello”, sentenciaba sobre esta cuestión.

Es cierto que la línea entre estar bien o mal es delgada, o que se pasa de las buenas sensaciones a la crisis en dos semanas. No menos real es que la igualdad es máxima o que hay equipos, como el Deportivo, que han pasado de acariciar el ascenso a perderse en Segunda B. Ahora bien, el Real Zaragoza no puede claudicar en una batalla vital para el futuro del club. El descenso no se puede contemplar, y para ello será fundamental volver a vencer en casa para dar un pasito más hacia la salvación.

Print Friendly, PDF & Email