Los informes Covid de la UZ reflejan que las clases presenciales son seguras

El informe señala que los picos de contagios responden a la tendencia social

La Universidad de Zaragoza puso en marcha al comienzo del curso académico 2020-2021 un protocolo de actuación frente a la Covid-19, que incluían unos informes de los cuales, según ha explicado la UZ, se puede extraer la conclusión de que durante el primer cuatrimestre no hubo contagios dentro de los centros, sino que se han producido bien en el ámbito familiar o bien por reuniones sociales.

A partir de los informes de la Facultad de Filosofía y Letras y la Facultad de Ciencias en Zaragoza, la Escuela Politécnica Superior de Huesca, y la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas y la Escuela Politécnica de Teruel, se pueden extraer otras observaciones, como que los picos de confinamientos y positivos “siguen la tendencia social general, pero por lo general, bastante más atenuada, excepto alguna de las primeras semanas del curso en las que la incidencia fue algo mayor debida, en buena parte, a los brotes que se detectaron en algunos colegios mayores Universitarios a principio de curso y que afectaron a estudiantes de distintas facultades”.

Es significativo también, explican, el aumento en las fechas posteriores a la semana del Pilar (del 19 al 25 de octubre) con una curva superior al resto de semanas. La incidencia de confinamientos y positivos en enero aumentó durante la segunda y tercera semana del mes, consecuencia de las fiestas navideñas, aunque ha sido claramente inferior a la de octubre.

A partir de los informes realizados durante el primer cuatrimestre del curso 2020/2021 en centros universitarios con un alto porcentaje de presencialidad docente, se constata que las Facultades y Escuelas de la Universidad de Zaragoza son espacios libres de Covid-19, no habiéndose producido en ellos focos de propagación de la enfermedad.

Esto ha sido posible, por una parte, gracias a los protocolos de actuación implementados por los centros, como respetar distancias de seguridad y ventilación constante en todos sus espacios, incluyendo laboratorios y aulas, higiene de manos, mascarilla bien colocada y limpieza de los puestos de trabajo, que han resultado muy eficaces y, por otra, al comportamiento, compromiso y responsabilidad del todo el personal que forma parte de ellos (PDI, PAS y estudiantes).

Protocolo

Si una persona de los colectivos de PDI, PAS o Estudiantes sospechaban que podían tener síntomas compatibles con Covid, si habían sido declarados como contacto estrecho de personas positivas, si convivía con personas con síntomas o había sido confirmado positivo Covid debían comunicar esta situación por correo electrónico a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, con copia al responsable Covid de su centro.

El objetivo de este protocolo era evitar contagios, establecer una política de medidas preventivas y unas normas de comportamiento que potenciaran la responsabilidad individual. Los centros de la Universidad de Zaragoza han cumplido escrupulosamente las indicaciones del Consejo de Gobierno, y los trabajadores de cada centro han realizado un gran esfuerzo para desarrollar este cometido y así minimizar los efectos de la pandemia en el campus aragonés.

El protocolo de actuación ante un caso sospechoso o uno positivo de Covid-19 y está en el centro es, si no necesita atención, que deje las instalaciones universitarias y se desplace lo antes posible a su domicilio, así como contactar con los servicios sanitarios y comunicarlo a la UPRL. Si necesita atención, cada centro habrá habilitado al menos un espacio de aislamiento y se pondrá en contacto con el teléfono de referencia de la comunidad autónoma. En casos de dificultad respiratoria, deberán ponerse en contacto con el 112. Si un miembro de la comunidad universitaria es diagnosticado caso sospechoso sin estar en su centro, deberá iniciar el aislamiento, notificar su situación al centro y no podrá reincorporarse a la actividad normal hasta que sea indicado por las autoridades sanitarias.

Una herramienta clave para garantizar una presencialidad segura en la Universidad de Zaragoza ha sido la realización por parte de los centros universitarios de informes semanales realizados por el responsable Covid de cada centro, que han permitido comprobar la evolución del número de confinamientos y positivos a lo largo del curso por sectores (estudiantes, PDI y PAS sin especificar nombres), la tasa de positividad por cada 100.000 habitantes del centro, la específica de los estudiantes, comparando esta última con la correspondiente tasa entre la población aragonesa de entre 20 y 29 años.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies