La brecha de género en el mercado laboral aragonés se dispara hasta alcanzar más de 5.000 euros anuales de diferencia

El descenso intermensual supone la tercera mayor bajada de la serie histórica

La crisis del Covid-19 ha acentuado los problemas que padece el empleo en Aragón: Precariedad e incremento de los despidos. Jóvenes y mujeres sufren las consecuencias de la falta de medidas para renovar el actual modelo productivo que se basa en sectores productivos con menor valor añadido. Así lo ha asegurado el informe: “La situación de las mujeres en Aragón y el impacto de la crisis del Covid-19”, presentado por CCOO Aragón este miércoles. Un informe que señala que la brecha ocupacional entre ambos géneros se sitúa sobre los 11,17 puntos.

La población activa aragonesa en 2020 se situó en un total de 645.400 personas, 345.600 fueron hombres (53,55%) y 299.800 fueron mujeres (46,45%). La tasa de actividad en Aragón se ubicó en el 58,11% de los que el 63,39% fueron hombres y el 53,02% mujeres. Aquí encontramos la primera de las brechas que destaca el informe, una diferencia de 10,37 puntos de actividad entre géneros y en la que las mujeres salen perdiendo. Muchas de ellas tienen que renunciar a una carrera profesional por dedicarse a labores domésticas o/y cuidados de familiares.

La brecha ocupacional entre ambos sexos es 11,17 puntos. La tasa de empleo de los hombres se situó en el 57% y la de las mujeres en un 45,83%. El sindicato ha defendido que “la crisis del coronavirus se ha cebado, especialmente, en las mujeres: el 64% del desempleo generado por la crisis del coronavirus es femenino”. En 2020, la tasa media de paro fue de 11,70% en Aragón, 1,67% por encima del año 2019. “Volvemos a encontrar una nueva brecha diferencial ya que el 10,09% era la tasa de los hombres y el 13,56% de las mujeres”, han explicado.

Manuel Pina, secretario general de CCOO Aragón, ha asegurado que “la pandemia no ha sido neutra. Ha afectado más a los débiles y a los colectivos laborales que más sufrían la precariedad. Las brechas de género se han acentuado más con la irrupción del coronavirus”.

“El 64% del desempleo generado por la crisis del coronavirus corresponde a mujeres, lo que ha supuesto que la tasa de paro femenina se dispare hasta el 13,56% aumentando su diferencial respecto al paro masculino en 3,47 puntos. CCOO asegura que la precariedad laboral de la mujer va ligada a la contratación parcial, el reparto desigual de las obligaciones familiares y/o domésticas y la segregación ocupacional”, continúa el informe presentado.

El 80,94% de las personas que firman un contrato parcial en Aragón son mujeres, en concreto 53.500 frente a los 12.600 en los que estampó su rúbrica un hombre. El 30,34% de las mujeres trabajan en una jornada parcial por obligaciones familiares o enfermedad frente al 7,32% de hombres.

En 2020 se formalizaron en Aragón 457.933 contratos (256.473 fueron hombres, el 56%, mientras que 201.460 fueron de mujeres, el 44%.), 175.519 menos que en 2019 por el impacto del Coronavirus en la economía. De los 201.460 empleos femeninos, 182.599 fueron temporales. Es decir 9 de cada 10 contratos firmados por mujeres en 2020 fueron temporales.

CCOO ha denunciado que “la ocupación de las mujeres se concentra en puestos de trabajo y sectores subrepresentados, con poca cualificación y claramente feminizados, en los que la remuneración salarial es más baja y las oportunidades de formación y promoción profesional son más limitadas”.

Brecha salarial

Los datos citados anteriormente suponen que la brecha salarial se sitúe en Aragón en el 23,54%. La retribución media de una mujer es de 17.786 euros al año frente a los 23.261 euros que cobra un hombre.

También hay brecha de género en el sistema de protecciones sociales. Las mujeres cuentan con una tasa de cobertura por prestaciones de desempleo en diciembre de 2020 del 55,3%, 5,8 puntos por debajo a la de los hombres del 61,1%. Lo mismo sucede en el sistema de pensiones donde una mujer percibe, a diciembre de 2020, una pensión media de 824,65 euros al mes mientras que la de los hombres alcanza los 1.248,99 euros, es decir, una diferencia de 424,34 euros al mes que supone una brecha de género del 34% entre la pensión que cobra un hombre y una mujer.

Elena Pérez, secretaria de la mujer de CCOO Aragón, ha concluido que “las soluciones van desde la igualdad salarial: incrementado el SMI, formular más políticas activas de empleo y aplicando los planes de igualdad en las empresas…en definitiva buscar mejoras con un enfoque de género”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies