Las ausencias de Francho y Eguaras marcarán al Real Zaragoza ante el Tenerife

Francho se ha ganado un puesto en el once titular zaragocista. Foto: Tino Gil/Real Zaragoza

Sin Eguaras ni Francho. Uno por positivo en una PCR y otro por acumulación de tarjetas. Así afronta el Real Zaragoza su partido vital ante el Tenerife. El choque está marcado por la exigencia de los zaragocistas de vencer en el estadio municipal de La Romareda. Por su parte, los asturianos se encuentran en la zona de mitad de tabla, aun a tiempo de mirar para las cotas altas, pero sin quitar el ojo a los puestos de descenso. Eso sí, le queda a ocho puntos.

La cita es crucial para los maños, que llegan en un momento de duda con ganas de resarcirse. Eso sí, la línea medular deberá recomponerse, porque los dos centrocampistas titulares es más que probable que sean ausentes. Juan Ignacio Martínez podría apostar por James, Zapater, Igbekeme o Adrián para formar ese doble pivote en La Romareda. Sanabria tampoco llega al choque.

Las bajas son más que sensibles. Hasta ahora, Francho y Eguaras habían sido los fijos para la zona de creación. JIM tendrá la obligación de recomponerse. Desde la jornada 12, el mediocentro no ha dejado de participar en ninguno de los 17 encuentros disputados. Y de ellos, únicamente ha salido desde el banquillo en la victoria ante el Fuenlabrada. Su puesto ha sido fijo.

Algo similar sucedía con Francho Serrano, compañero de Íñigo Eguaras en ese puesto. Eso sí, el zaragozano lo llevaba haciendo desde antes. El 1 de noviembre fue el día en que Francho pasó de la nada a todo, disputando 90 minutos del encuentro ante el Mallorca. Y entonces ha participado en todos los encuentros. Incluso en la Copa del Rey, donde anotó ante el Torrelavega, ha participado de una forma u otra.

Será duro saltar a La Romareda con las ausencias de dos pilares que se han erigido como fundamentales dentro del equipo. Sin embargo, la victoria es tan prioritaria que no hay excusas para llevarse los tres puntos. Solo así podrá verse una jornada más fuera de los puestos de descenso y, sobre todo, un poco más cerca de esos añorados 50 puntos.

Print Friendly, PDF & Email