El Huesca no logra recortar distancia a la salvación tras una cita crucial

El Huesca se mantiene en la última posición. Foto: S.D.H.

El partido que enfrentaba al Eibar contra la Sociedad Deportiva Huesca tenía un carácter vital. Era un choque que metía a los oscenses de lleno en la lucha por la permanencia, y que de hecho le hubiese sacado de los puestos donde se pierde la categoría. Sin embargo, el empate dejó de nuevo a los altoaragoneses en última posición y a dos de la salvación.

A este paso, tomando como referencia los puntos obtenidos por el resto de equipos en lo que va de temporada, la salvación estaría en apenas 34 puntos. Sería una salvación barata, a la que el Huesca podría llegar sumando algo más de un punto por partido. Esto es complicado, y las dos próximas citas son vitales para el devenir de la temporada.

Frente al Eibar, los de Pacheta lograron adelantarse en el electrónico cuando apenas quedaban diez minutos para el final del choque. Sin embargo, un remate de Diop ponía las tablas en el electrónico y quedaba todo como había comenzado. El 1-1 no le valía a un Huesca que, al menos, se contentaba con no perder en su salida a Ipurúa.

Por ello, el choque ante el Celta de Vigo es el partido más importante de los que ha jugado este año el Huesca. Al menos hasta ahora. Con una victoria, el conjunto de Pacheta podría verse fuera de los puestos de descenso por primera vez prácticamente desde el comienzo de la temporada. La necesidad es extrema.

Cabe destacar también que después será el Barcelona quien se mida a los altoaragoneses. Es necesaria la victoria ante los vigueses porque, si no se gana ninguno de los dos partidos, el Huesca quedaría prácticamente desahuciado. Esta semana de trabajo es vital para llegar con vida al último tramo de temporada, pero deben mejorar los resultados si quieren agarrarse a ese clavo ardiendo.

Print Friendly, PDF & Email