El Ayuntamiento, Acomza y el Colegio Tío Jorge participan en la plantación de árboles donados

El alcalde, Jorge Azcón, y representantes del Ayuntamiento de Zaragoza participan en la plantación de árboles en el Parque del Tío Jorge

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y las consejeras de Servicios Públicos y Economía, Natalia Chueca y Carmen Herrarte, han participado este lunes en la plantación de los árboles donados a la ciudad por la Fundación Aragonesa de Reforestación y Ecología de la Asociación de Comercios de Muebles de Aragón (Acomza). A ellos se han sumado alumnos del Colegio Infantil Tío Jorge, parque elegido para la celebración de este acto.

Desde 2005, esta asociación trabaja en la reforestación de la Comunidad. Su actuación en los diversos pueblos de Aragón ha permitido devolver a algunos ecosistemas el esplendor natural que anteriormente tuvieron, en colaboración con las alcaldía de los municipios. Desde hace dos años, Acomza trabaja en la ciudad de Zaragoza trabajando en un programa de educación medioambiental.

“Lo que significan los árboles para las ciudades es absolutamente digno de admiración”, ha valorado el alcalde, que realza y agradece esta propuesta por diversos motivos. Se lucha contra la isla de calor, la contaminación, el cambio climático, se planta una semilla sostenible en la educación y se piensa en la Zaragoza del futuro, algo que el alcalde tiene “muy presente en su mandato”.

La ciudad del futuro

Desde que el equipo de Gobierno tomara posesión, se han podado más de 25.000 árboles para su mantenimiento, debido también a circunstancias especiales como el temporal de Filomena. A su vez, en este tiempo, 1.300 alcorques vacíos han sido reemplazados por un árbol, una cifra que se espera aumentar hasta los 7.000 en un proyecto que tendrá una partida de 300.000 euros y se prevé que arranque a finales de marzo.

Pero el plan más ambicioso del Consistorio es “El Bosque de los Zaragozanos”, uno de los proyectos que se va a poner en marcha durante esta legislatura y que tiene como objetivo un proyecto de ciudad a largo plazo y que embarca a la urbe para los próximos diez años.

En colaboración con los sectores privados y los colegios que fundamentará un programa de educación ambiental, el objetivo es plantar 700.000 árboles y reforestar 1.200 hectáreas de la tierra. Un proyecto “extraordinariamente ambicioso”, valora Azcón, que empieza a imaginar la Zaragoza del futuro.

Print Friendly, PDF & Email