Segundo fin de semana de paros en Avanza y las negociaciones están en “punto muerto”

Los paros parciales tendrán lugar los jueves y sábados de en horario de 8 a 10 de la mañana y de 19 a 21 horas

La plantilla de Avanza continuará con los paros parciales este fin de semana. Así lo votaron el 95% de los conductores tras la reunión mantenida este viernes desde las 9.00 a las 21.00 horas entre la concesionaria Avanza y el comité de empresa en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA). Los trabajadores aseguran que las negociaciones están “en punto muerto”, denuncian que la empresa se escuda en la pandemia para prorrogar el convenio actual, que “nos discrimina con cada jornada y salarialmente”, mientras el Ayuntamiento “mira para otro lado”, ha valorado el presidente del Comité de Empresa Avanza, Javier Anadón.

El Comité de Avanza lamenta la actitud tomada por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza y deja en sus manos la elección de “qué tipo de transporte quiere para su ciudad”, aseguran. El Consistorio ha fijado unos servicios mínimos de entre el 52% y el 61% para los paros parciales convocados en horario de 8.00 a 10.00 y de 20.00 a 22.00 horas, los días 27 y 28 de febrero y 6, 7, 13 y 14 de marzo. Algo que “recorta el derecho fundamental a la huelga, ya que, si los servicios mínimos iniciales eran excesivos y abusivos, ahora los sábados pasan a ser de un 57%”, anuncian.

La plantilla mantiene las puertas abiertas a negociar. Entre las reclamaciones están la contabilización de años de antigüedad y el inicio y final de jornada. La empresa no quiere que los conductores “fichen” y la plantilla afirma estar haciendo una media de “36 horas extraordinarias al año”, sin cobrar. Otro de los temas que está sobre la mesa es la reducción de la jornada para equipararse a otras empresas del sector y crear 150 puestos de trabajo más. Por el momento, no hay fecha para nuevas negociaciones.

La mañana del sábado en Zaragoza ha transcurrido sin problemas de movilidad, sin incidentes ni presencia policial. El seguimiento ha sido del 88% de los conductores y en el taller del 60% de los trabajadores, aunque durante los fines de semanas tienen menor afluencia. Esta huelga será la primera del autobús urbano bajo el gobierno de Jorge Azcón y llegará un mes más tarde que la del tranvía de Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email