El Huesca deja escapar la victoria ante el Eibar (1-1)

El delantero del Huesca, Dani Escriche, puja por el balón en el área del Eibar junto a Paulo Oliveira. Foto: SD Huesca.

No pudo llevarse los tres puntos el Huesca en su visita a Ipurúa y seguirá una jornada más en puestos de descenso a Segunda División. Y eso que lo tuvo cerca, tras aguantar las acometidas del conjunto de Mendilibar durante 80 minutos y adelantarse en el último tramo con un derechazo de Sandro dentro del área. Le duró poco la alegría a los oscenses porque Eibar encontró en empate en el córner posterior con un remate de Diop. Finalmente, tablas en un duelo de necesitados en la parte baja que les obliga a seguir remando para alcanzar la salvación.

Este es el objetivo del conjunto oscense desde la llegada de Pacheta, no darse por vencido, no quitar la cara al encuentro y, por encima de todo, no perder. Los altoaragoneses supieron sufrir en la primera mitad cuando el Eibar se mostró superior en el juego y en las ocasiones para, más tarde, hacerse con el balón y aprovechar la entrada de Sandro que revolucionó los instantes finales.

Aunque el ritmo fue vertiginoso desde los primeros minutos. La propuesta de Mendilibar no cambió, presión alta para forzar el error la defensa oscense y 22 jugadores en apenas 40 metros de campo. Lo sabía Pacheta, que no arriesgó en la salida de balón desde el inicio, y formó con defensa de tres centrales.

El primer despiste pudo convertirse en gol de Kike García si el ariete llega a acertar en el remate solo dentro del área pequeña un centro de Pedro León. Bryan Gil comenzó a dar los primeros quebraderos de cabeza a Maffeo que pronto se cargó con amarilla. El conjunto oscense, con zamarra blanquilla visitante esta vez, esperaba cómodo atrás y servicial en las ayudas defensivas. Sólo Galán y Escriche daban aire a los altoaragoneses pero sin crear peligro.

En el descuento, un gran control de Pedro León le sirvió para acomodarse el balón en el vértice del área y lanzar un disparó que fue directo al travesaño que cubría Fernández. Se salvaron los oscenses antes de encarar el túnel de vestuarios.

La segunda parte

La propuesta de ambos equipos fue similar en el inicio de la segunda mitad, pero algo había cambiado en los hombres de Pacheta. Minuto a minuto se fueron haciendo con el balón y el control del juego, en parte gracias a la entrega de Ferreiro. El gallego fue el mejor sobre el campo y avivó la resurrección aragonesa.

Una internada suya en el área vasca pudo ser el 1-0 pero no encontró rematador. Aunque el Eibar respondía y Kike probaba al arquero, sin suerte. El intercambio de golpes comenzó a ser constante. En el 75, una carambola entre Siovas, Mir y el interior gallego dentro del área se fue al limbo y las manos al rostro de los oscenses. Algo nada extraño para ambos equipos, los menos goleadores del campeonato y aciagos de cara al gol durante toda la tarde. Parecía que encuentro acabaría en tablas pero todo implosionó en los últimos 10 minutos.

En el 82, Maffeo se coló en una rendija de la defensa vasca y puso un centro para Sandro, en el campo desde el 75, éste controló con el muslo y fusiló Yoel. Sorpresa para los altoaragoneses que duró tan solo dos minutos. En la respuesta del Eibar, Diop pusó el 1-1 con un testarazo a la salida de un córner. Álvaro tuvo que intervenir para salvar a los suyos una vez más, pero el marcador no se movería y la lucha por la salvación sigue abierta.

Print Friendly, PDF & Email