El “cambio de mentalidad” respecto al último partido se convierte en la prioridad de JIM

JIM tratará de sumar tres nuevos puntos ante el Real Oviedo. Foto: Real Zaragoza

Un cambio mental para la plantilla zaragocista es lo que primero que pide Juan Ignacio Martínez de cara al choque que mide a los maños con el Real Oviedo. “El cambio de mentalidad con respecto al último partido es lo mas importante”, señalaba el técnico en su intervención a los medios de comunicación. Ahora bien, se encuentra muy “satisfecho” por la actitud del equipo tras esa caída.

Lo cierto es que no será lo único que se deba ver diferente con respecto a la derrota sufrida en La Romareda. Por lo pronto, Francho se ha caído de la lista tras resultar positivo en las pruebas rutinarias del club. Era un jugador al que “no le estaban regalando nada”, y es “una adversidad”. Por ello, contempla “un par de variantes” en una plantilla que tiene “volumen” suficiente para hacer frente a esta dura baja.

Jugadores como Zapater y Adrián se postulan como principales candidatos para suplir la ausencia del canterano. Otra opción sería incorporar jugadores de banda al centro del campo, y tampoco está descartada la variable de jugar con una defensa de cinco. “Me da mucho margen la polivalencia de los jugadores para poner un once competitivo”, señalaba. Eso sí, ha reiterado que “el cambio de mentalidad es lo más importante”.

La solución, el único remedio y la única medicina es ganar el encuentro en tierras asturianas. “Ha sido una frenada en seco por cómo se ha producido”, declaraba el míster. No tiene nada que ver con el empate ante el Sabadell o la derrota ante el Albacete. Las sensaciones son diferentes, y “la solución para ello es ganar”. Actualmente, “hay un déficit de puntos muy grande”, y se antoja fundamental volver a la senda de la victoria. También es importante saber que se vienen finales “sucesivamente”.

Sin embargo, y a pesar de que se quedó “fastidiado” por cómo se produjo la derrota, encontró “satisfacción” al día siguiente. Los que no habían jugado y aquellos que no fueron titulares se encontraban con una inmensa predisposición. “Eso hace que te vayas para casa contento”, declaraba. También es la primera piedra para lograr una reacción.

Enfrente se encontrará el Real Oviedo, un equipo de altibajos, que viene de empatar ante el Fuenlabrada con polémica. Sin embargo, están fuertes mentalmente y cuentan con dos de las claves para estar arriba al final de temporada: buenos hombres de banda y delanteros goleadores. Es el momento de que el Real Zaragoza los desactive y se haga con tres puntos vitales para el salto a la zona noble.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies