Zaragoza podrá convertir sus locales vacíos en viviendas

La propuesta permitirá convertir estos locales comerciales vacíos en pisos, estacionamientos o almacenes compartidos para distribución

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado definitivamente que los locales vacíos de comercios de la capital aragonesa podrán transformarse en viviendas.

El expediente consiste en una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá convertir estos locales comerciales vacíos en pisos, estacionamientos o almacenes compartidos para distribución.

La propuesta ha salido adelante con los votos a favor de Partido Popular, Ciudadanos, Vox y Podemos. PSOE y ZeC se han abstenido al considerar que el plan es insuficiente y debería ser más ambicioso.

El responsable de Urbanismo, Víctor Serrano, ha destacado que esta actuación es una necesidad de la ciudad desde hace tiempo. “Los locales sin uso empobrecen la escena urbana y no prestan su cometido de función de servicio esencial”, ha sostenido y ha apuntado que el equipo de gobierno prepara, además, un ambicioso plan de comercio.

Serrano ha sostenido que la propuesta permitirá construir vivienda y aparcamientos de movilidad sostenible. “Es un trabajo ambicioso porque dota a los zaragozanos de una mejor oferta en el mercado de la vivienda, a los propietarios margen de mejora para que sus locales vuelvan a ser útiles y a la ciudad una escena de mejora urbana”.

Según los últimos estudios, que Zaragoza cuenta con algo más de 2.000 locales vacíos, aunque el número previsiblemente será superior teniendo en cuenta que la pandemia se ha llevado por delante negocios. Para que un establecimiento comercial u hostelero pase a ser una casa será necesario un periodo de desocupación de 36 meses, para evitar procesos especulativos.

Por su parte, el concejal socialista Horacio Royo ha justificado su abstención alegando que el equipo de gobierno no les ha presentado un plan que pidieron en el que se apostaba por la intervención pública. Los socialistas consideran que es una modificación “superficial”, que sólo llega a calles de la ciudad secundarias y temen que el alcance de esta modificación sea escasa.

Print Friendly, PDF & Email