Soy viuda desde hace siete años y mi hijo últimamente controla todos mis movimientos y me agobia mucho. Necesito mi espacio.

p

Lo natural es que los padres sean quienes ejerzan de padres, y que los hijos ejerzan de hijos. Sin embargo, hay ocasiones donde por diversas circunstancias los hijos acaban haciendo de padres, invirtiendo así el rol que por naturaleza les corresponde.

Cuando se trata de lidiar con una persona controladora, es necesario mantener la calma, entender de dónde proviene su comportamiento y transmitirle tu agobio al respecto, para que pueda cambiar de actitud. Mantén una conversación enfocada hacia la manera en la que su comportamiento te afecta.

Cuanto más tiempo lo dejes pasar, más se afianzará el patrón de control, y tu hijo más concebirá que lo estés aceptando. Ser líderes para los hijos no es ni más ni menos que ser modelos positivos de comportamiento para ellos. No se trata de decirles quién es el que manda, sino que los padres se comporten de tal manera que quede claro quién es el que manda. Los límites los tienes que poner tú, esa es tu tarea.

Mi consejo: Ocupar el puesto que te corresponde no solo te hace libre y fuerte a ti, sino también a tu hijo.

Print Friendly, PDF & Email
p