Un taxista cuadriplica la tasa de alcohol cuando llevaba a un paciente oncológico a un hospital

La Guardia Civil realizó las gestiones oportunas para que los pasajeros continuaran su trayecto hasta el centro hospitalario

La Guardia Civil está investigando al conductor de un taxi que prácticamente cuadriplicaba la tasa de alcohol permitida para profesionales. Fue interceptado en la A-23, en el término municipal de Muel, cuando trasladaba de Teruel a Zaragoza a un paciente oncológico para recibir tratamiento en un centro hospitalario, junto a un familiar que le acompañaba.

Fueron los propios pasajeros del taxi quienes alertaron a la Guardia Civil de que estaba realizando una conducción negligente y anómala. De inmediato, una patrulla de tráfico de Cariñena localizó e interceptó al vehículo. El conductor arrojó una tasa de alcoholemia de 0,59 mg/litro, cuando la permitida para conductores profesionales de 0,15 mg/l.

Así, se le investiga por un delito contra la seguridad vial por circular bajo la influencia de bebidas alcohólicas de un conductor profesional y por conducción negligente.

La Guardia Civil realizó las gestiones oportunas para que los pasajeros continuaran su trayecto hasta el centro hospitalario, que se llevó a cabo en un taxi de Cariñena.

Print Friendly, PDF & Email