La planta de Opel sufre un parón en la producción por falta de suministros

La factoría zaragozana no es ajena a este problema que está afectando a toda la industria automovilística

La planta de Opel en Figueruelas ha sufrido un parón en su actividad por falta de suministro de componentes electrónicos. La factoría zaragozana no es ajena a este problema que está afectando a toda la industria automovilística europea, y que también ha obligado a frenar a las fábricas de Ford, Renault o Volkswagen.

Por el momento, los trabajadores llevan parados desde el turno del domingo por la noche y así seguirán, como mínimo, hasta el martes, a la espera de encontrar una solución a falta de semiconductores, unos chips que cada vez contienen más vehículos. No obstante, desde el Comité de Empresa reconocen que se trata de un problema “circunstancial” y que enseguida se retomará la actividad con normalidad, en principio, sin afección al empleo.

Desde la planta confiaban en el 2021 para regresar a las cifras de producción preCovid. No en vano, de Figueruelas salieron más de 471.000 automóviles en 2019 y para 2020 se preveía ensamblar más de 520.000 vehículos, pero la irrupción de la pandemia tumbó estos datos. Actualmente, la planta produce los dos modelos del Corsa, tanto el eléctrico como el de combustión, el Crossland X y el C3 Aircross.

De hecho, confiaban en que la reciente creación de Stellantis, fruto de la fusión entre PSA y Fiat, suponga un espaldarazo para Figueruelas, reconociendo el trabajo y esfuerzo que han realizado los trabajadores en los últimos años, incluyendo una congelación salarial durante cuatro años aprobada en el último convenio.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies