El Huesca se acerca a dos puntos de la permanencia y afronta una semana decisiva

La victoria debe complementarse con un buen resultado la próxima semana. Foto: S.D.H.

La Sociedad Deportiva Huesca sigue muy viva en la máxima categoría del fútbol español. Después de vencer al Granada en un choque de lo más complicado, el Huesca se aferra a un clavo ardiendo por la permanencia en Primera División. Actualmente el décimo séptimo puesto queda a un tiro de piedra, a dos puntos de diferencia.

El último enfrentamiento se desarrolló con varios sobresaltos para el conjunto de Pacheta. Comenzó de la peor forma posible, encajando el 0-1 y después errando un penalti que hubiera supuesto el 1-1. Sin embargo, Escriche, Pulido y la ayuda de Foulquier fueron claves para irse al descanso. El Granada recortó, pero no impidió la victoria local.

Aquí es donde mejor demostraron ser un equipo de lo más firme. Supieron sobreponerse a tan mal comienzo a la perfección, y llegaban al descanso con 3-1 en el electrónico. Pero deberían superar otra prueba, el arreón final de los andaluces. Alberto Soro anotó el 3-2, pero no supuso ningún problema para un Huesca de lo más firme.

Ahora bien, esta semana es, probablemente, la más importante hasta ahora en esta segunda temporada en Primera División. El Eibar, su próximo rival, es el conjunto que marca los 21 puntos del descenso, y una victoria, si se dan los resultados oportunos, podría significar la salida momentánea. Todo pasa por vencer en Ipurúa en el partido más trascendental hasta la fecha.

Después tampoco es sencillo el calendario que le espera al conjunto de Pacheta. Será el Celta el que visite el estadio del Alcoraz, y a continuación, los altoaragoneses viajarán a Barcelona para tratar de rascar algún punto en el Camp Nou. La tarea de los oscenses se complica, pero deben ser conscientes de la necesidad de sumar de tres en tres para aferrarse a la categoría de oro.

Print Friendly, PDF & Email