La muerte de los Amantes de Teruel llega a todo el mundo en su edición más digital

Este domingo se ha emitido el trágico desenlace de la pareja

El beso de amor que unirá para siempre a los universales Amantes de Teruel se ha consumado este domingo, pero no a la vista de turolenses y visitantes en la tradicional representación teatral que teletransporta Teruel al siglo XIII, sino a través de las pantallas. Como tantas otras cosas, la pandemia llegó y obligó a modificarlo todo. Las Bodas de Isabel deberían haber llenado este año la capital turolense, no solo para celebrar “el triunfo del amor sobre la muerte”, sino porque la representación cumple 25 años. Por esta razón, las Bodas se reinventaron y ahora no están tan lejos de una superproducción de Netflix.

Los encargados de representar la trágica historia han sido los primos Ana y Juan Esteban. Dos jóvenes que quedarán en el recuerdo por ser los primeros en el nuevo formato audiovisual escogido para contar esta historia de amor. Ninguno de los dos esperaba representar a los Amantes y menos con su primo. Trabajar juntos para ambos, pasó primero de ser “raro”, para luego funcionar todo por la confianza que tienen entre ellos. Porque su elección no fue baladí, se prefirió que los Amantes en esta edición fueran del mismo “grupo burbuja”. La presidenta de la Fundación Amantes de Teruel, Raquel Esteban y tía de Juan y Ana, buscaba que, en caso de un confinamiento más severo, los dos primos pudiesen continuar la representación de una forma casera. Porque la historia este año no se podía suspender, más cuando cumple 25 años.

Porque ha faltado “el calor” del público en el teatro en vivo. Y así lo han echado en falta sus protagonistas. “El amor todo lo puede” apuesta Juan, pero “no solo un amor como el de Diego e Isabel, un amor por tus amigos y familia también”.

La diáspora de cambiar de teatro callejero al formato audiovisual ha sido “un proceso bastante complejo”. Un proceso que “ofrece muchísimas posibilidades” pero que ha obligado a “reinventar” los guiones literarios y la forma de contar. Y parece que lo audiovisual no será algo puntual por la pandemia, “se podría trabajar simultáneamente” con el teatro en vivo y la cámara, aunque entrañaría más dificultades al no ser el mismo lenguaje.

Este domingo se ha emitido el trágico desenlace de la pareja. Diego de Marcilla llega tras cinco años a Teruel para cumplir con la promesa de Isabel de Segura de conseguir suficiente dinero para poder desposarla. Al llegar a la ciudad descubre que Isabel se ha casado con otro hombre y este, al pedirle un beso, y ella negárselo por estar casada, muere. En el entierro de Diego, Isabel busca cumplir el deseo de su amante, y al darle un último beso, ella muerte también de amor.

25 años de un sueño 

La presidenta de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban, ideó hace 25 años una representación en un Teruel frío de febrero. Esta idea le nació de un sueño. Y este año la representación cumple sus bodas de plata. Raquel se siente una “privilegiada” al haber formado parte en la creación de una tradición de la ciudad.

Una representación que ya forma “parte del ciclo estacional” y que ya hay jóvenes y niños que han nacido con las Bodas de Isabel. “Una ciudad que ha hecho suyo el mito y que cada vez esta aventura magnífica contagia a más gente”.

Print Friendly, PDF & Email