La incidencia de la cepa británica en Aragón es ya del 8,4% pero sigue por debajo de la media nacional

Aragón sigue estando por debajo de la media nacional, que ronda el 20%

La incidencia que la variante británica del Covid-19 tiene en la Comunidad aragonesa es del 8,4%, cuando la semana pasada apenas era del 3,3%. Así lo ha avanzado este jueves la consejera de Sanidad, Sira Repollés, destacando que Aragón sigue estando por debajo de la media nacional, que ronda el 20%. Asimismo, ha señalado que el impacto de esta cepa varía mucho dependiendo de la región, ya que en algunas es ya la variante mayoritaria con una incidencia superior al 50%.

“Está incrementando, como es lógico, y hay que ser muy cautos”, ha aseverado la consejera, explicando que “se siguen las indicaciones del Ministerio” y que cada semana se envían muestras de aproximadamente el 15% de los contagiados para detectar la presencia de esta cepa. Durante la semana del 8 al 14 de febrero se analizaron un total de 509 muestras, de las que 23 han resultado positivas a esta posibilidad. Así, la prevalencia estimada para el conjunto de Aragón, con los datos de la última semana, es del 8,4%, lo que implica una tendencia descendente.

Por sectores sanitarios, en los tres sectores de Zaragoza se han analizado 277 muestras, con doce diagnósticos compatibles con la cepa británica; en Calatayud, de 32 muestras analizadas, 19 son sospechosas de pertenecer a esta variante; siete de 49 analizadas en Teruel; dos de 82 en Huesca; ninguna de las diez de Alcañiz; y tres de los 59 análisis realizados de las muestras procedentes del sector de Barbastro.

El muestreo es aleatorio y el objetivo es obtener datos de todos los sectores de Aragón, aunque Repollés ha apuntado que es preciso tener “prudencia” en la valoración de estos resultados, sobre todo en los sectores en los que se ha analizado un número pequeño de muestras.

Falo advierte que aún falta para plantear la vacunación de personas entre 45 y 55 años

Por otra parte, el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha advertido de que, a pesar de que es una posibilidad que empieza a aparecer en el horizonte, “aún quedan algunas semanas” para empezar a vacunar a la franja de población de entre 45 y 55 años. “Antes, debemos abordar la vacunación de otros grupos esenciales, como los cuerpos de seguridad o el personal docente. Cuando acabemos, empezaremos a hacer cortes de edad, pero aún queda para empezar a plantearlo”, ha dicho.

En este sentido, ha lamentado que “hay escasez de vacunas”, pero ha reconocido que la aparición de AstraZeneca mejora las previsiones. “Nos permite dibujar dos escenarios: uno con Pfizer y Moderna y otro con AstraZeneca”, ha resaltado, cifrando el porcentaje de vacunación en un 93% en Aragón, con 103.000 de las 114.000 dosis recibidas inoculadas. “Estamos en unos niveles muy buenos respecto al conjunto de España y la distribución de la vacunación está siendo muy homogénea en todos los sectores sanitarios, que era uno de nuestros objetivos”, ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email