Los directivos coinciden en dejar fluir el talento en las empresas en los nuevos “Cafés virtuales”

Cerca de 200 directivos se han conectado en Stream para compartir experiencias con el resto de los socios

Centrarse en las personas, retener y dejar fluir el talento, transmitir optimismo y certeza, garantizar el clima laboral o formar a los líderes en el ámbito emocional han sido algunos de los temas que se han abordado este miércoles en la nueva actividad puesta en marcha por la Asociación de Directivos con el nombre “Cafés virtuales de ‘Liderazgo Emocional ADEA’”.

La cita, que se ha podido seguir de manera telemática por más de 200 personas, ha contado con la intervención del CEO en Bergner, Alberto Forcano; la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales en Grupo Térvalis, Camino Ibarz, y con el presidente de Eboca, Raúl Benito. Todos ellos han coincidido en la importancia de humanizar la gestión, evitar las desigualdades, promover el comportamiento ético o resaltar los valores.

El primero en abrir la actividad ha sido el CEO en Bergner, Alberto Forcano, quien ha resaltado la importancia de adaptarse ante los nuevos retos que llegan con la crisis sanitaria. “Hemos tenido que cambiar las reglas del juego trabajando de forma distinta”, ha afirmado Forcano, y haciendo referencia a Darwin, ha explicado que las “especies que triunfan no son las más fuertes, sino las que se adaptan”. Por eso, ha aseverado que han tenido que hacer una “gran adaptación y poner mucha ilusión en la gente” para poder dar estos “pequeños saltos” que han hecho falta este año.

Por su parte, la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales en Grupo Térvalis, Camino Ibarz, ha indicado que, en su empresa, al tener estrecho contacto con China, fueron capaces de “anticiparse” a lo que iba a llegar a España en marzo. Siempre “garantizando la seguridad” y para ello “se crearon planes de contingencia” donde detectaban a las personas vulnerables y facilitaban el teletrabajo. Por eso, Ibarz ha destacado que la “comunicación es fundamental” en estos tiempos para facilitar el trato con los miembros de la compañía.

En Eboca, su presidente, Raúl Benito, ha aseverado que desde el primer momento se dieron cuenta de que había que cuidar el “estado anímico de todas las personas”. Por eso, realizaron varios planes para facilitar las relaciones tanto entre los trabajadores como con los clientes. “Ofrecimos a más de 8.000 clientes un servicio gratuito, como a los sanitarios, a la Guardia Civil, a la Policía Nacional y Local”, ha explicado Benito. Asimismo, y sabiendo la dificultad de muchos proveedores, Benito ha manifestado que pagaron, a finales de marzo, por anticipado, todo lo que tenían en circulación para crear un “flujo de relaciones y lealtad”, creando así “gran valor”.

La alerta sanitaria ha afectado a todos los empresarios, tanto es así que de cara al futuro van a tener que afrontar nuevos retos. Los tres ponentes coinciden en lo mismo: el liderazgo emocional. “El éxito depende entre un 80 y un 90% de las facultades emocionales y no de las intelectuales”, ha indicado Forcano, y ha asegurado que desde Bergner “somos más de no definir la misión, sino de subir a la gente buena al autobús y ya veremos dónde vamos juntos”.

Y es que, los objetivos son más fáciles de conseguir si tienes al lado a un buen líder. Por eso, Ibarz ha destacado que “un buen líder es aquel que no solo consigue los objetivos, sino que hace que las personas con las que trabaja estén felices y aporten todo lo bueno que tienen a la vida de la empresa”. Y en ese proceso, la multinacional Térvalis se ha dado cuenta de la necesidad de “retener talento”, con mucha formación, datos y mentorización de la persona que se incorpora.

Por último, Benito ha recalcado que “aún no somos conscientes de la situación”, y ahora, en momentos donde es difícil hacer planes a largo plazo por la crisis económica y sanitaria, es necesario “tener planes”. El presidente de Eboca ha afirmado que en su empresa son “más de dejar fluir. Es mirarse hacia dentro y ver dónde están las capacidades de todos y del conjunto”, de esta forma, asegura, que se “podrá conectar emocionalmente con los clientes y con nosotros mismos, y a través de eso, hacer cosas de calidad”.

Tras la creación del “Club de Liderazgo Emocional’”, con el objeto de propiciar el intercambio de experiencias y conocimiento en torno a las tendencias de organización en las empresas y de gestión del talento, ADEA ha puesto en marcha esta nueva actividad, “Cafés virtuales sobre Liderazgo Emocional”, que, según ha explicado Salvador Arenere, presidente de ADEA, “sirven para que los directivos puedan compartir experiencias con el resto de los socios y que puedan, asimismo, profundizar en las nuevas tendencias de dirección que surgen de los cambios que se producen, a gran velocidad, en las empresas, siempre centrándonos en las personas”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies