Utebo, Casetas y Garrapinillos sufren desde este lunes un corte de agua de 72 horas

La Alcaldía de Casetas ha anunciado que sumará ocho bidones más

Más de 30.000 personas estarán sin agua durante 72 horas desde este lunes a las 15.00 horas. La localidad de Utebo y los zaragozanos barrios de Casetas y Garrapinillos sufrirán un corte de suministro que esperan que solo dure poco más de tres días, tal y como ha anunciado el Ayuntamiento de Zaragoza, el ejecutor de la obra. Los vecinos afectados dispondrán de depósitos en la calle para rellenar cubos, bidones y lo que valga. Un agua no potable disponible durante el corte que deberá abastecer sin descanso el centro de pacientes Covid, situado en Casetas.

El Ayuntamiento de Zaragoza va a iniciar la reparación de una fuga de agua detectada en la tubería arterial de abastecimiento que discurre por la Carretera de Logroño y que presta servicio a Venta del Olivar, Monzalbarba, Alfocea, Garrapinillos, Utebo y Casetas. Se trata de una actuación compleja por el tamaño y las características de la tubería, que tiene un diámetro de 750 mm.

La fuga se ha detectado en el kilómetro 250,7, a la altura de la urbanización Utebo Park. Se trata de un tramo sin tubería alternativa por lo que para repararla será imprescindible interrumpir el suministro de agua a los barrios rurales de Casetas y Garrapinillos y al municipio de Utebo durante un periodo de tiempo que podría alcanzar las 72 horas.

A lo largo de esta mañana comenzarán los trabajos previos de señalización y demolición de pavimentos y el suministro de agua se interrumpirá a las 15.00 horas. En el caso de Garrapinillos el barrio dispone de un depósito elevado que seguirá abasteciendo durante unas horas a los vecinos hasta agotarse, por lo que la interrupción podría producirse a lo largo de las siguientes horas.

Abastecimiento

El Área de Infraestructuras del Ayuntamiento de dispondrá dos camiones cisterna con agua potable que se ubicarán en el entorno de la Plaza San Castillo (Casetas) y en la Plaza de España (Garrapinillos). Estarán operativos en horario de mañana y tarde mientras dure el corte. Además, se van a instalar ocho depósitos de agua no potable de un metro cúbico de capacidad cada uno, cuatro en cada barrio. La reparación también se ha coordinado con el Ayuntamiento de Utebo, que ha activado su plan de actuación.

El alcalde de Casetas, Jorge Eseverri, ha anunciado que, a los cuatro depósitos colocados por el Ayuntamiento de Zaragoza en Casetas, sumará el propio barrio otros ochos. Eseverri que afirma que “no es la primera vez” que sufren este tipo de corte y ha confirmado que se buscará que ningún depósito esté vacío con un “camión nodriza” que irá repartiendo agua entre los colocados en las calles. También que el centro de pacientes Covid situado en una residencia del barrio no sufrirá ningún corte y que sus 10.000 litros estarán cubiertos durante toda la reparación. Utebo ha establecido también para suplir el desabastecimiento 23 depósitos repartidos por todo el municipio.

Una obra compleja

La tubería que discurre por la Carretera de Logroño es una gran conducción de 750mm de diámetro de hormigón armado con camisa de chapa. Su tamaño y características hacen que la reparación sea compleja. Los trabajos comenzarán con el vaciado de la conducción y la excavación del terreno para acceder a ella. Será necesario demoler el recubrimiento de hormigón de la junta afectada y recortar las armaduras para proceder luego a la reparación. Una vez finalizada habrá que reponer todos los elementos y llenar la tubería de forma lenta y controlada para evitar complicaciones por la presión. Restablecido el suministro se rellenará el tramo excavado y se repondrán los pavimentos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies