Aragón cerró 2019 con un déficit presupuestario de 293 millones de euros

Imagen de archivo del Gobierno de Aragón

La Comunidad aragonesa cerró el año 2019 con un déficit de 293 millones de euros con respecto a los Presupuestos. Así lo ha dado a conocer este lunes la interventora general, Ana Gómez, que ha destacado que la deuda total del ejercicio fue de 379 millones, pero se redujo hasta los 293 al descontar de esta cifra el IVA que las comunidades habían dejado de percibir en la liquidación de las cuentas. El déficit final supone casi el 0,8% del PIB aragonés, por lo que la región no cumplió con el principio de estabilidad presupuestaria que fija la normativa.

Gómez ha achacado este déficit a varias circunstancias, como la prórroga de los créditos aragoneses de 2018 y también de los Presupuestos Generales del Estado del año previo, unido al hecho de que fue un año electoral, con comicios generales, autonómicos y locales. “Hay evidencias de que esos años siempre se produce una expansión significativa del gasto”, ha asegurado Gómez, recalcando que en 2019 también se implantó un nuevo plan de contabilidad pública “más homogéneo, moderno y acorde al marco normativo del Gobierno central”.

Asimismo, la Comunidad también incumplió la regla de gasto, incurriendo en una variación del 4’4% cuando el límite estaba fijado en el 2,7%, aunque sí quedó dentro del margen permitido en materia de endeudamiento. Gómez ha señalado el gasto en personal como uno de los puntos críticos de este análisis. “En ese sentido fueron más evidentes los efectos de la prórroga del presupuesto, es evidente que era insuficiente porque además había que hacer un aumento retributivo”, ha explicado la interventora, destacando los departamentos de Salud y Educación como principales exponentes de esta problemática.

No obstante, Gómez ha querido destacar el “importante esfuerzo” realizado en 2020 para terminar las cuentas anuales en el plazo acordado, presentándolas al ejecutivo el 24 de junio. “Estuvimos confinados en nuestras casas desde marzo y, a pesar de los escasos recursos de los que dispusimos, las cuentas se presentaron dentro del plazo que establece la ley”, ha apuntado.

Los grupos coinciden en la necesidad de aumentar los ingresos

Los distintos grupos políticos que han asistido a la comparecencia de la interventora general han coincidido en señalar la necesidad de que la región aumente su nivel de ingresos, en vista de que los gastos no solo se mantendrán, sino que aumentarán debido a la pandemia. “No consiste en modificar el reparto de la tarta, sino en conseguir que esa tarta sea más grande”, han manifestado desde CHA.

“Hay cuestiones estructurales que nos preocupan, como la falta de recursos para conseguir un balance sostenible”, ha asegurado IU, en línea con Ciudadanos, que ha alertado sobre la incapacidad de la región para afrontar los gastos ordinarios con los ingresos ordinarios. Más crítico ha sido el PP, que ha incidido en la “nefasta gestión” que el Gobierno de Lambán hizo en 2019. “En algún sitio estará la responsabilidad, esas cuentas han supuesto un lastre muy importante para afrontar las consecuencias económicas que ha traído ahora la pandemia”, ha aseverado la portavoz Popular, Carmen Susín.

Print Friendly, PDF & Email