El Huesca sufre el mal menor y la salvación queda a cinco puntos

Pacheta mantiene la fe por la salvación. Foto: S.D.H.

Después de perder ante el Sevilla, la Sociedad Deportiva Huesca esperaba los resultados de unos encuentros que podían alejar mucho la salvación. En función de lo que hiciesen Eibar y Valladolid, que se medían en Ipurúa, y el resultado de Alavés y Osasuna, la salvación se podía ir a siete puntos. Sin embargo, el empate entre los dos primeros dejó el puesto 17 a cinco puntos.

El colegiado decretaba el final en el estadio Sánchez Pizjuán y se abría la posibilidad de llegar a una distancia casi insalvable. Siete puntos eran demasiados para lograr el objetivo de la salvación cuando ya han transcurrido casi dos tercios del campeonato. Además, se habían hecho méritos para no irse de vacío de Sevilla.

Sin embargo, Eibar y Valladolid echaron una mano al conjunto de Pacheta. Roque Mesa adelantó a los locales en el minuto 7 de penalti, pero Kike, apenas 15 minutos después, logró la igualada. Con ese resultado se llegaría al final de los 90 minutos. El 1-1 otorga una vida extra al Huesca, que debe remontar cuanto antes si quiere apurar sus opciones de salvación.

Otro partido donde también tenía la vista puesta el Huesca era el que se disputaba en el Camp Nou. El Barcelona recibía al Alavés, que suma 22 puntos y, con una victoria, podría haberse comenzado a alejar del descenso. Sin embargo, los catalanes hicieron los deberes y vencieron con contundencia a los de Vitoria. El resultado final fue de 5-1.

Osasuna ya resulta algo más intrascendente. Ha comenzado su encuentro con 22 puntos en su casillero, pero ocupando la décimo quinta posición en la tabla. Tas la victoria, se va a 25 y deja atrás al Cádiz con 24. Para el Huesca, esa zona es impensable actualmente, aunque sería posible encadenando una racha de victorias. El primer paso será vencer al Granada el próximo domingo.

Print Friendly, PDF & Email