El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón retoma EducoDono con alternativas no presenciales

El programa contará con varias vertientes

Difundir la cultura de hemodonación entre los estudiantes de los institutos aragoneses es el objetivo del proyecto EducoDono, que impulsa el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón y que en este curso presenta como principal novedad la digitalización de los recursos divulgativos que se ofrecen a los centros educativos.

“La actual situación sanitaria no hace posible seguir con el programa de visitas escolares que en los últimos años nos permitió recibir a cerca de 2.000 estudiantes. Sin embargo, creo que los nuevos recursos que ahora ofrecemos podrán compensar en gran medida su presencia en el Banco”, explica la directora gerente de la Entidad, Carmen Garcés.

Al respecto, en el marco del proyecto EducoDono -que este año cumple su cuarto curso en funcionamiento- se ofrecerá a los institutos la posibilidad de realizar charlas virtuales, que se completarán con un total de seis vídeos en los que se muestra la labor de las diferentes áreas de trabajo del Banco: recepción del donante, sala de donación, laboratorios, frac-cionamiento y conservación, banco de tejidos y banco de leche.

“Con este material audiovisual los jóvenes podrán continuar conociendo nuestra labor. Son, además, un complemento importante para impulsar en los centros proyectos de aprendizaje-servicio relacionados con la hemodonación”. En total, este material, elaborado con la colaboración de Red XXI Comunicaciones, suma alrededor de media hora de divulgación en torno a la donación de sangre, tejidos y leche materna.

Por otra parte, la digitalización del EducoDono se completa con la creación de diferen-tes recursos disponibles en el espacio “Educación” de la página web de la Entidad (partici-pa.bancosangrearagon.org/recursos-educativos/), entre los que se encuentran diversas infografías interactivas y juegos didácticos.

Balance del proyecto EducoDono

El proyecto EducoDono, cuyo fin es transmitir la cultura de la hemodonación entre estudiantes de 14 a 18 años, a través de la realización de proyectos de aprendizaje y servicio (APyS) impulsados por los propios centros educativos, fue reconocido durante el pasado curso por el grupo Coordinador de Aprendizaje y Servicio de Aragón, al cual se ha invitado a participar a la Entidad Pública, donde se celebró una de las reuniones del grupo en enero de 2020.

En este sentido y, como principal logro de la iniciativa, es preciso destacar que, además de haber formado a docentes y alumnos, los centros han realizado diversos proyectos de APyS, que han concluido en colectas organizadas por los propios alumnos. En aquellos centros donde se realizan este tipo de proyectos se ha percibido un incremento notable de las donaciones.

En cuanto a la formación del profesorado, en el marco de esta iniciativa se ha elaborado una Guía dirigida a este colectivo y una charla-presentación que se actualiza en ca-da curso escolar. En septiembre de 2019 se organizó el primer encuentro con docentes con el fin de presentar el proyecto, al que asistieron más de 30 profesores. En el inicio del curso 2020-2021 se repitió la experiencia, esta vez de manera virtual, contando con la presencia de ocho centros educativos.

Respecto a las acciones con los estudiantes, en el curso 2018-2019 se recibieron 36 grupos y en el de 2019-2020, se llegaron a realizar 30 visitas guiadas (alrededor de 2.000 alumnos) hasta marzo, cuando el inicio del estado de alarma supuso la cancelación de 16 visitas. Para el presente curso ya están programadas ocho charlas virtuales y se han in-teresado tres centros más, aunque todavía no se han cerrado las citas.

El EducoDono es el principal pilar de uno de los objetivos centrales del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón: garantizar la renovación generacional, impulsando la donación en la franja de edad 18-25 años. Prácticamente todas las campañas y acciones que se han realizado han ido dirigidas a la captación de donantes en esta franja, dotando a la web, redes sociales y cartelería de una imagen renovada y más atractiva a público joven y fomentando la cultura de hemodonación desde la base (en ámbito educacional y en el límite de la edad de inicio de la donación, así como en el ámbito universitario, con el #Re-to5000).

En 2020 donaron 4.263 personas con edades comprendidas entre los 18 y 25 años, 347 más que el año anterior, lo que supone un incremento de un 8,13%. “El aumento en esta franja de edad durante este año se suma a la tendencia al alza de los precedentes, lo que nos permite contemplar un panorama en el que el relevo generacional es una realidad”, apunta la doctora Garcés, quien recuerda que, desde 2017 hasta 2020 el número de donantes de 18 a 25 años se ha incrementado en 2.268 personas, lo que supone un repunte del 53,20%. Estos datos permitirán, además, mejorar el índice por cien mil habitantes de donaciones de sangre, en Aragón, ligeramente por debajo de la media nacional.

Print Friendly, PDF & Email