Miguel de las Morenas: “Las compañías aseguradoras están cubriendo la pandemia pese a no estar en su deber”

El presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Zaragoza, Miguel de las Morenas, pone el foco en la digitalización de procesos y la formación de los colegiados

El director general de Kalibo Correduría de Seguros, Miguel de las Morenas, ocupa el puesto de presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Zaragoza desde el pasado 10 de diciembre. Su larga experiencia en el sector de los seguros lo convierte en un experto en la mediación y, tras formar parte de la anterior Junta directiva del Colegio, ahora toma las riendas para llevar a cabo una renovación que sitúe a los mediadores zaragozanos en las nuevas líneas de trabajo basadas en la digitalización de procesos.

No solo la formación será uno de los objetivos perseguidos. De las Morenas cree esencial que la sociedad conozca cuál es el papel de los mediadores de seguros y los beneficios que implica para el cliente contratar una compañía que ofrezca garantías; por ello, cuenta cómo han respondido frente a la Covid-19 o a la reciente borrasca Filomena.

Pregunta.- ¿Por qué decidió ponerse al frente del Colegio de Mediadores de Zaragoza?
Respuesta.- Porque ya estaba en la Junta anteriormente. He colaborado estrechamente con el anterior presidente en muchos asuntos y, al final, el equipo de trabajo de la Junta se ha mantenido en gran medida. Buscábamos un impulso nuevo para el Colegio, pero manteniendo cierta continuidad para llevar a cabo aquellas propuestas que no llegaron a desarrollarse en la anterior legislatura y que creo que deben ponerse en marcha en la actual.

P.- ¿Cuáles son sus propuestas a medio plazo para el Colegio?
R.- En este momento tenemos diversos problemas. No hemos sabido comunicar adecuadamente a la sociedad a qué nos dedicamos y en ello debemos trabajar. Tenemos, además, un problema muy grave de competitividad con los grandes distribuidores de productos -Google, Apple y Amazon- que ahora quieren convertirse en distribuidores de seguros. Finalmente, está el tema digital; en nuestras oficinas el perfil de cliente que entra ahora por la puerta es muy distinto al de hace unos años, y debemos adecuarnos a él. Estos tres puntos son en los que pretendemos trabajar en el Colegio a medio y largo plazo.

P.- Las corredurías de seguros no siempre gozan de confianza por parte del cliente. ¿Qué cree que debería hacerse al respecto para poder situarse como un sector cercano a la sociedad?
R.- En el Colegio de Mediadores de Seguros de Zaragoza hay 232 colegiados más 28 de Teruel, pero distribuidores de seguros en la calle los hay a patadas. La mala fama creo que viene por la parte de los distribuidores que se dedican a ello sin estar colegiados, capacitados ni habilitados. Luego está la banca, que opera mediante el chantaje y la imposición. Por todo eso, nosotros tenemos que comunicar para que la sociedad distinga muy bien cuál es nuestra función y qué hacemos dentro de nuestras organizaciones. Nuestro modo de operar es muy distinto; a nosotros nos distingue la capacitación profesional que hay en nuestras plantillas, frente a la rotación continua de personal que caracteriza a ciertas compañías y que deja desamparado al cliente.

La digitalización en el sector seguros permite al cliente la viedoperitación o el aviso de asistencia en carreteras con el móvil

P.- La digitalización se está incorporando a este sector, ¿cómo se beneficia el cliente de ello?
R.- El cliente puede hacer un seguro y puede ver sus pólizas desde un dispositivo móvil sin necesidad de pisar la oficina. Además, hay aplicaciones que permiten, por ejemplo, hacer el aviso de asistencia en carretera -en caso de accidente- o una videoperitación en directo cuando se tiene una incidencia en el hogar. Es cierto que, por el momento, esto puede hacerse de manera limitada y solo para ciertos productos -seguros de hogar, vida y salud- porque quedan todavía procesos pendientes que no pueden completarse al cien por cien; de ahí, nuestro interés por continuar con la digitalización en el sector.

P.- No todos son conscientes de las ventajas que supone contratar un buen seguro, ya sea de salud o de hogar, entre otros. ¿Qué debe tenerse en cuenta a la hora de la contratación?
R.- De entrada, a nosotros la ley nos obliga a proponerle al cliente, al menos, tres propuestas diferentes de seguros que nos solicita. Además, la ley también dice que nosotros debemos recomendarle al cliente, bajo nuestra responsabilidad, cuál es el que más le conviene en función de sus características. Con ello quiero decir que el cliente siempre debe fijarse en las garantías que le ofrece el mediador y la compañía con la que contrata su seguro.

P.- Los corredores de seguros sitúan a la banca como principal competidor desleal. ¿Qué aspectos cree que dañan a su sector?
R.- La banca, en este momento, es uno de los mayores distribuidores porque obliga al cliente a contratar una póliza de seguro para concederle un crédito o para no obligarle a pagar comisiones bancarias; esto es, opera mediante el chantaje y la imposición. A ello hay que sumarle que los operadores de banca-seguros venden a un precio totalmente fuera de mercado; del 50 al 100 por cien más caro que el que se encuentra en cualquier correduría acreditada.

De las Morenas cataloga de “esencial” el sector seguros para cubrir los daños ocasionados por factores meteorológicos como la borrasca Filomena

P.- Apenas hace un par de semanas del paso de la borrasca Filomena por Aragón. En situaciones como esta las entidades aseguradoras cobran especial relevancia. ¿Son la única alternativa para cubrir los daños ocasionados?
R.- No hay otra alternativa. Ni siquiera el Consorcio de Compensación de Seguros interviene en estos casos porque solo cubre los daños de inundación derivados del deshielo. Aun con esta situación, quien no dispone de una póliza contratada no tiene ni cobertura directa ni por parte del Consorcio -porque es la compañía de seguros contratada la que destina una parte de la prima al Consorcio de Compensación-, salvo que se declare zona catastrófica. En este sentido, el sector seguros es esencial para estos casos y poder, así, resarcir los daños provocados.

P.- Vivimos un momento complicado por la pandemia, y tanto la salud como la economía se han resentido por múltiples factores. ¿Cuál es el papel de las compañías aseguradoras al respecto?
R.- En el cien por cien de las pólizas están excluidas las pandemias. Lejos de todo eso, por los casos que conozco en España, la mayoría de las compañías aseguradoras están cubriendo la pandemia ocasionada por la Covid-19 y dando soporte al cliente. Se están portando excelentemente bien. Eso sí, veremos qué es lo que ocurre cuando pase esta pandemia y las compañías se replanteen cómo van a actuar en caso de que se vuelva a vivir una situación similar a esta. Lo que se pretende, de cara a un futuro, es lograr una recaudación mayor en primas y añadir cláusulas anticovid para evitar perjuicios económicos de gran calibre en las compañías.

Print Friendly, PDF & Email