Mala Rodríguez: “Quiero ser la dueña de mi cuerpo y de mis palabras”

Fotógrafo : @papowaisman Realización : @melaniapan @gracielastudio Estilista : @onagoeree Make up & hair : @boscomontesinos Producción : @pancreativestudio Talent: @malarodriguez

Mala Rodríguez, o mejor dicho, María Rodríguez. Dos palabras que simbolizan a una mujer fuerte y representante en el mundo del hip hop mundial. La profesionalidad de “Mala” y la personalidad y humanidad de “María” se fusionan en una misma persona que tiene las ideas muy claras y que quiere seguir disfrutando con sus seguidores. De momento lo podrá hacer el 11 de febrero a las 20.00 horas en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza.

Pregunta.- ¿Cuál es la mejor sensación que has experimentado al componer?
Respuesta.- A veces cuando escribo tengo la sensación de que no soy yo la que está componiendo, me sale solo. Siempre doy las gracias porque hay muchas veces que no me puedo creer que yo haya hecho lo que hago. Es fruto de la inspiración, no tiene nada que ver con la mente.

P.- ¿Qué relación existe entre la libertad y la música?
R.- Es muy bonito. Uno nunca es libre. Me parece que tenemos pequeñas elecciones a lo largo de la vida. Por ejemplo, yo siempre he querido creer que quiero ser dueña de mi cuerpo y de mis palabras. Siempre he intentado tirar por ahí. Nadie me puede decir lo que tengo que hacer con mi vida. Ya bastante tenemos con esta cadena extraña de esta situación que vivimos en el mundo para que otros te impongan qué hacer. Soy dueña de mi erotismo, de mi universo.

P.- ¿Se ha convertido la música en un refugio de la Covid-19?
R.- Sí. Cuando he estado triste o bloqueada lo único que me ayudaba era imaginar historias. A mucha gente le ha pasado esto, ha buscado el abrirse. Fantasear y volar siempre son cosas muy buenas. A mí por ejemplo me gusta más leer y escribir que ver películas, y me ha ayudado mucho soñar despierta.

P.- ¿El confinamiento te ha servido para inspirarte?
R.- Sí, para estar conectada conmigo. He hecho un montón de canciones, he escrito muchas cosas distintas, incluso he hecho prosa. He tenido experiencias muy raras y diferentes a las que tenía antes. Ha sido como una especie de “escape room” donde teníamos muchas pruebas. Y todavía sigue siendo esto un poco loco.

P.- ¿Qué necesita tener una canción para que decidas publicarla?
R.- Que me lata el corazón, que me simbolice y me represente. Me tiene que emocionar y hacer vibrar.

Fotógrafo : @papowaisman Realización : @melaniapan @gracielastudio Estilista : @onagoeree Make up & hair : @boscomontesinos Producción : @pancreativestudio Talent: @malarodriguez

P.- ¿En algún momento has necesitado que tu música cambiara de rumbo?
R.- A mí me gusta mucho la salsa… pero no me veo. Cuando me pongo a trabajar, a hacer música, irremediablemente busco una manera de expresarme que ya está más acomodada en mí.

P.- ¿Crees que los mensajes que hay en tus letras evolucionan al mismo tiempo que los valores de la sociedad?
R.- Yo creo que la música es el reflejo de la sociedad. Me parece que tienes que estar metido en un boquete para no darte cuenta de las cosas de hoy y que no te cambien y no te condicionen. Yo he estado tomándole el pulso a la sociedad; otras veces es verdad que he estado más en mi cueva, pero muchas veces me gusta estar conectada con lo que sucede y compartir mi música y los valores con la sociedad. Es inevitable que la música sea un reflejo de lo que somos.

P.- ¿Qué tipo de lecciones te gustaría que siguieran enseñando tus canciones?
R.- Me hace feliz comunicarme mucho con mis fans. Me encanta ver cómo cada uno interpreta la obra. El arte no es funcional, no tiene que servir para nada, no es ni bueno ni malo. Lo lindo es que hagas tuya mi canción.

P.- La magia de ser cantante es que una misma canción la interpreten de forma diferente cada uno de los oyentes.
R.- Totalmente. Me parece muy agobiante “es que esta canción se la dedicó a su tatarabuelo”. Yo quiero que esa canción sea para mí lo que es para mí.

P.- Ser una de las representantes femeninas del hip hop sirve para continuar asentando las bases del feminismo en todos los sectores, pero sobre todo en la música.
R.- Como una rapera que soy, me siento una más. Siempre he pensado que había cantantes antes que yo, y habrá también después. Esto es algo que te atrapa desde pequeña. El rap se ha convertido en pop en la actualidad, pero cuando yo me enamoré de esta cultura era una niña, y eso no se olvida. Creo que conecto con todas esas mujeres que también lo han experimentado. Me enamoró como una vía de escape, como una medicina. Pero lo otro no tiene nada de malo.

Print Friendly, PDF & Email