Investigado un ganadero en Huesca por acumular 43 animales muertos en su granja

Animales muertos conviven con animales vivos

El Seprona de la Guardia Civil de Huesca está investigando a un ganadero de 36 años por un supuesto delito de maltrato animal. En la granja, situada en la Comarca de la Hoya de Huesca, se encontraron un total de 43 animales muertos entre ovejas y cabras distribuidas por toda la explotación ganadera. Los fallecidos compartían espacio con animales que todavía estaban vivos.

La instalación se encontraba completamente desatendida, los animales no disponían de comida ni de agua, acumulándose gran cantidad de excrementos. El Seprona de la Guardia Civil comenzó las gestiones necesarias para dar con el titular de la explotación ganadera, siendo localizado el pasado día 3 de febrero.

El Seprona continúa realizando inspecciones periódicas a la granja con el fin de verificar que se han restituido las condiciones mínimas de salud y bienestar animal de los ejemplares que continúan con vida en la misma. Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 4 de Huesca, quedando el investigado con la obligación de personarse ante el Juzgado cuando sea requerido para ello por la Autoridad Judicial.

Print Friendly, PDF & Email