Chavarria considera que hay un “balance positivo” en su primer año como profesional

El lateral zurdo se ha adaptado a la categoría en su estreno en la misma. Foto: Tino Gil (Real Zaragoza)

Uno de los jóvenes que más está llamando la atención de este Real Zaragoza es Pep Chavarria. Comenzó a destaparse en el Olot, y los maños se adelantaron al Barcelona para acometer su fichaje. En la escuadra zaragocista completa su primera temporada como profesional, y se encuentra “muy feliz de la adaptación”. “El balance es positivo, aunque nos gustaría estar en posiciones más arriba”, aseveraba en rueda de prensa el catalán, pero es lo que nos ha tocado y feliz de estar aquí.

El equipo encadena dos victorias, algo que da mucha confianza a la plantilla. Ahora toca medirse al Sabadell, un encuentro “muy importante” que se encarrilla “con mucha confianza y mucha energía”. “Vamos a salir a muerte al campo a ganar”, sostenía. Lo cierto es que hay una importante mejora, se ve que hay un equipo y “defiende hasta el delantero”. El conjunto está “muy unido, trabajando muy bien la línea defensiva”. En los últimos tres encuentros solo han recibido tres goles y el reto está en “seguir así”.

El factor mental ha influido mucho. Antes, cuando se ponían por delante terminaban remontando. “Mentalmente te frustrabas, te sacaba del partido, estábamos tristes y ahora que hemos empezado a coger confianza y a ganar partidos todo es más fácil”, indicaba. Dentro del vestuario hay conciencia de que hay buena plantilla para sacar la temporada adelante.

Una de las claves que siempre se ha comentado es que la igualdad es máxima. Es habitual ver cómo el último clasificado le gana al primero. Por ello, los pequeños detalles marcan una temporada. Cuando se corrigen, puede verse el potencial del equipo, y ahora es momento de vencer “una final” ante el Sabadell.

El triunfo supondría dar “un poco de respiro y de oxígeno”. El Real Zaragoza tuvo un partido clave ante el Albacete que, tras varios errores arbitrales, no pudieron vencer. “Si hubiéramos ganado nos hubiéramos despegado un poco más de abajo, pero no fue así y nos ha costado un poco más”, declaraba Chavarria. Por ello, sumar tres puntos contra el Sabadell sería “un punto de inflexión, respirar un poco y salir de ahí abajo”, explicaba en la sala de prensa.

Los maños se la juegan, y después de lograr dos victorias consecutivas, todavía ven el abismo muy de cerca. Esta situación supone un énfasis mayor sobre la importancia de lograr un triunfo en el siguiente partido. Habrá que esperar al viernes para hacer los deberes de la semana.

Print Friendly, PDF & Email