Un proyecto europeo con sello aragonés convierte residuos cítricos en cremas y biobotellas

"Citruspack" ha logrado desarrollar tres prototipos de bioproductos que revolucionarán la industria del embalaje (Las etiquetas son de productos que aún no están en el mercado)

Las naranjas, las mandarinas y otras frutas cítricas pueden tener una vida mucho más larga de lo imaginable. Su existencia no se limita exclusivamente a la alimentación, y no tiene necesariamente que terminar en un cubo de basura. Las cáscaras y la pulpa, es decir, los residuos cítricos, pueden transformarse en materia prima esencial para desarrollar nuevos productos sostenibles. Por ejemplo, esos residuos pueden convertirse en botellas de zumo destinadas a albergar el jugo de un nuevo cítrico, e incluso en la base estrella de una crema hidratante 100% natural para el rostro. Enmarcado en la Estrategia Europa 2020 de la Comisión Europea, el proyecto “Citruspack”, coordinado por el centro tecnológico zaragozano Aitiip, ha logrado desarrollar tres prototipos de bioproductos que revolucionarán la industria del embalaje (más conocido como packaging) y la cosmética: una botella de zumo (biobotella), un tarro cosmético (biotarro) y una crema facial hidratante.

Todo ello, a partir del residuo cítrico. En el proyecto se han involucrado varios centros tecnológicos, laboratorios y empresas de hasta cinco países distintos (España, Grecia, Eslovenia, Francia, Bélgica). Entre ellos, además de Aittiip, el grupo murciano AMC, Eroski, y los socios internacionales Tecos, OWS, Plastipolis y Olvetia.

En una primera fase de la investigación, se creó un material bioplástico (sin base de petróleo), que fue mezclado con fibra natural procedente de la cáscara y la pulpa de frutas cítricas. Posteriormente, con ese material se elaboró la estructura de la botella y el tarro, obteniendo, además, la aprobación de validación de compostabilidad industrial que marcan los parámetros europeos.

Otra de las fases del proyecto se centró en desarrollar, a partir de polvo de cítrico y aceites esenciales, hasta cinco formulaciones distintas de mascarillas hidratantes y cremas faciales, cuyas propiedades físico-químicas también han sido validadas por los estándares de la industria cosmética.

Biobotellas y biotarros, una solución sostenible que favorece la economía circular 

Actualmente, solo en España se generan cientos de miles de toneladas de desechos cítricos que no dejan de contar con un alto potencial de aprovechamiento. Gran parte de ese residuo se emplea como alimento para ganado, pero su rápida fermentación lo convierte en un problema ambiental. Además, debido a su alto contenido de humedad, el transporte de residuos es muy costoso, lo que crea además un problema logístico.

Por otro lado, el impacto ambiental derivado de la generación masiva de residuos plásticos y el tratamiento nocivo que se hace de ellos, ha activado todas las alarmas a escala global. El aumento del uso de polímeros sintéticos ha generado problemas ecológicos por su carácter no biodegradable y su origen fósil no renovable. “Citruspack” contribuye a cerrar el ciclo, ofreciendo alternativas sostenibles que favorecen un comportamiento más responsable dentro del ámbito de la agricultura y el consumo, contribuyendo beneficiosamente al conjunto de la sociedad.

En definitiva, el proyecto “Citruspack” propone la economía circular como solución transversal al problema medioambiental. Una sostenibilidad que se materializa en los productos de envases o cremas hidratantes que han logrado ser desarrollados a partir de residuos de frutas cítricas, y que configuran por sí mismos el ciclo completo de dicha economía circular. Al mismo tiempo, mejora las oportunidades de mercado para los agricultores y productores, gracias a la diversificación de los residuos dentro de una nueva cadena de valor.

Programa Life

“Citruspack” forma parte del Programa LIFE, que es el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado exclusivamente al medio ambiente. Su objetivo general para el periodo 2004-2020 es contribuir al desarrollo sostenible y la consecución de los objetivos y metas de la Estrategia Europa 2020, así como las estrategias y planes pertinentes de la Unión sobre medio ambiente y clima. El actual periodo de financiación 2014-2020 tiene un presupuesto de 3.400 millones de euros.

El proyecto ha estado coordinado por el centro tecnológico Aitiip y cuenta con la asociación de AMC Innova Juice and Drinks S.L. (España), Eroski (España), OWS Nv (Bélgica), Olvetia (Grecia), Plastipolis (Francia) y Tecos (Eslovenia).

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies