Los once olivos retirados de la plaza de Salamero arraigan y muestran sus primeros brotes

En la actualidad, los once olivos permanecen en Viveros Jara

Los once olivos que se retiraron de la plaza de Salamero han arraigado y muestran ya sus primeros brotes, lo que supone la garantía de su viabilidad, tal y como se planteó desde el principio por la operación de retirada de los árboles realizada por el Ayuntamiento de Zaragoza. Los ejemplares fueron trasladados a Viveros Jara desde la céntrica plaza el pasado 19 de agosto, dentro de las tareas de descarga de elementos sobre la plataforma exterior del parking para poder continuar con el análisis del fallo estructural de la losa superior de la infraestructura.

Para esta actuación de conservación medioambiental, y con el objetivo de salvar el mayor número de árboles posible, se siguió el protocolo que marcan las normas de Jardinería y Paisajismo de grandes ejemplares. Las tareas de trasplante comenzaron con la poda y preparación de los ejemplares, el traslado de los olivos y el trasplante en un vivero.

En la actualidad, los once olivos permanecen en Viveros Jara, ya que requieren de mano de obra y medios especializados. Allí, donde han conseguido arraigar, permanecerán aviverados como mínimo hasta bien avanzado este 2021, y posteriormente se podrá optar por mantenerlos allí hasta su plantación (otro año mínimo) o ser nuevamente trasladados, en esta ocasión a viveros municipales, para su mantenimiento.

Los olivos no podrán ser devueltos a espacios de la ciudad hasta dentro de año y medio, ya que el tiempo mínimo que estiman los técnicos que debe pasar desde su retirada de la plaza hasta su plantación en un lugar definitivo es de dos años.

Trabajos en la plaza

Las conclusiones del informe técnico pericial elaborado por la consultora externa Intemac, a petición del Ayuntamiento de Zaragoza, concluyeron en diciembre que el problema de la estructura se trataba de “un defecto de ejecución generalizado que supone una colocación ineficaz de los refuerzos frente al punzonamiento de la losa en los apoyos sobre los pilares”, por lo que se aconsejaba renovar toda la cubierta exterior.

Por ello, este mes de enero, el área de Urbanismo ha emprendido las obras de emergencia para garantizar la seguridad de la plaza. Los trabajos han comenzado con el vallado del exterior, la inspección de la infraestructura, y en breve se iniciará la retirada de los elementos del interior del parking para dejar preparada la plaza para el desmontaje de la losa exterior.

Los técnicos e ingenieros están analizando las actuaciones y calculando las situaciones para que todo pueda ejecutarse de la forma más segura, con la menor afección posible al entorno y a los elementos estructurales que no se han de retirar.

Print Friendly, PDF & Email