8 de marzo de 2020: Málaga – Real Zaragoza, el último partido con público de los maños

Los de Víctor Fernández marchaban en una privilegiada segunda posición en el momento del parón, a cinco puntos de sus más inmediatos perseguidores

Parece que corresponde a otra época, pero el Real Zaragoza lleva jugando sin público menos de un año, apenas once meses. Precisamente el último enfrentamiento que disputaron con normalidad los maños fue contra el Málaga, próximo rival liguero. Ese partido se venció y se disfrutó hasta el punto de empezar a saborear el ascenso. Sin embargo, llegó el estado de alarma, la prohibición de ir al fútbol, el confinamiento y sus trágicas consecuencias.

Quién se lo iba a decir a un Real Zaragoza que se colocaba a cinco puntos del tercer clasificado con Víctor Fernández al frente del equipo. Fue un estallido de alegría tras el gol de Luis Suárez a pase de Nieto en el minuto 86. Sin embargo, todo se acabó. El fútbol pasó a ser a puerta cerrada, y sin el fortín de La Romareda, los blanquillos se descolocaron. No supieron sacar adelante una situación encarrilada y terminaron cayendo en playoff ante el Elche.

Han pasado casi once meses de ese 8 de marzo, donde apenas unos pocos podían prever que iba a llegarse a la situación actual. El Real Zaragoza pelea por no entrar en descenso en un fútbol descafeinado, sin el grito del gol y estadios en los que apenas se oyen las indicaciones del entrenador. El deporte rey sin afición continúa generando un importante desinterés que va creciendo conforme se alarga la situación.

Mientras tanto, el Real Zaragoza vuelve a medirse al Málaga, este domingo. La situación que envuelve al balompié no puede ser excusa para vencer. Los maños se juegan nuevamente no caer a los puestos de descenso, y con una victoria comenzarían a alejarse de forma más seria. El triunfo es vital para garantizar la continuidad en el fútbol profesional y plantearse el proyecto para ascender el año que viene a la máxima categoría.

No se puede vivir del pasado, y toca centrarse en volver a vencer. Sumar tres puntos supondría irse hasta los 26, logrando ya el ecuador de lo que supone la permanencia. Los andaluces se encuentran en la zona tranquila de la tabla, con 31, y se prevé un choque de lo más igualado. Es el momento de que el Real Zaragoza de JIM de un golpe de autoridad y muestre que es capaz de imponerse a cualquiera.

Print Friendly, PDF & Email