Más de un tercio de los mayores en residencias ya han recibido ambas dosis de la vacuna

Broto ha destacado que se inocula incluso a las personas positivas que no tengan ningún síntoma o sean leves

Un 35% de los residentes en los centros de mayores han recibido las dos dosis que estipula Pfizer en su vacuna contra el Covid-19 y, si todavía no han adquirido la inmunidad completa frente al virus, lo harán al cabo de pocos días. Son datos facilitados este miércoles por la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, que ha destacado también que se inocula incluso a las personas positivas que no tengan ningún síntoma o sean leves. La vacunación solo se suspende, ha dicho, cuando el usuario presenta afecciones serias a causa de la enfermedad.

La consejera ha actualizado los datos de vacunación en las residencias, que alcanza ese 35% de inmunizados. Además, el 93% han iniciado el proceso al recibir la primera dosis. “La vacunación da una esperanza impresionante a las residencias, era fundamental empezar por los mayores”, ha manifestado Broto, destacando que, fruto de la vacunación, los contagios en residencias no han seguido la tendencia general en esta cuarta ola en Aragón, sino que han sido mucho menores.

Según ha informado, durante el mes de enero se produjeron 36 brotes nuevos, que afectaron a 349 residentes y 102 trabajadores. En catorce de esos brotes solo se han visto afectados trabajadores, mientras que en el resto (22) también hay residentes. No obstante, la titular del área ha avanzado que en nueve de esos 22 brotes solo ha resultado afectado un residente. Broto ha facilitado estos datos en respuesta a las preguntas de la portavoz del PP, Marian Orós, que ha destacado que hasta que no pasan unos diez días desde la segunda dosis “no puede haber sensación de seguridad”.

Orós ha esperado que la vacunación en residencias pueda concluirse a lo largo de este mes de febrero, tras lo cual comenzará un plan de desescalada cuya primera fase, según Broto, será “la normalización dentro de la residencia”. “Todavía no pueden hacer actividades comunes y la vacunación cambiará la vida en los centros, pero debemos ir poco a poco y con prudencia”, ha señalado. Respecto a los aproximadamente 1.900 trabajadores que dudan sobre si vacunarse o no, la consejera ha señalado que “se sigue trabajando” para convencerles y que la cantidad de empleados que se niegan va disminuyendo.

De igual manera, Orós ha preguntado sobre la efectividad que tiene la vacuna sobre alguien positivo, aunque sea asintomático. Broto ha apuntado que esa cuestión es competencia del Departamento de Sanidad, pero sí ha manifestado que la carga vírica de aquellas personas que se contagian tras haber recibido la primera dosis es “mucho más leve”. Asimismo, ha explicado que ambos departamentos trabajan en un protocolo de actuación conjunto, que “avanzará más conforme dominemos la enfermedad”.

Además, la consejera ha destacado que el Gobierno central realizará una distribución de 110 millones de euros para que las autonomías puedan paliar los gastos extraordinarios que han tenido que afrontar las residencias. “En cuanto llegue a Aragón, convocaremos las subvenciones”, ha adelantado, explicando que la Comunidad ya adapta los planes de contingencia a cada centro y que se ha comenzado ya con los planes destinados a proporcionar ayuda psicológica a usuarios y trabajadores.

“Hay gente que lo está pasando muy mal y tenemos que dar seguridad al sistema”, ha apuntado Broto, celebrando que unas 2.000 personas hayan entrado de nuevo en los centros desde que comenzó la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies