Torrecilla asegura que el club “tiene bien protegido el patrimonio” ante equipos de Primera

Miguel Torrecilla ha trazado las líneas del proyecto en el mercado invernal. Foto: Real Zaragoza

La llegada del mes de febrero conlleva el fin, en términos futbolísticos, del clásico mercado invernal. En este caso, el Real Zaragoza ha hecho los deberes, y ha acometido tres incorporaciones para reforzar las líneas más necesitadas. En el plano de salidas, ha abierto la puerta a quienes iban a contar con menos minutos para hacerlo en otros equipos. Además, ha habido ofertas de otros equipos, pero el club tiene “bien protegido” el patrimonio de jugadores.

Así lo ha confirmado el director deportivo zaragocista, Miguel Torrecilla. Ha habido equipos de Primera División que han intentado hacerse con futbolistas de la plantilla, pero es algo que no le ha preocupado. “Una de las premisas era no debilitarnos y remitirnos a las cláusulas”, aseguraba en su comparecencia. Ante esta situación, “el club tiene bien protegido el patrimonio de jugadores”. “Es un momento difícil y nadie iba a llegar a poner la cláusula de ningún jugador”, sentenciaba el directivo sobre esta cuestión.

La idea inicial de la dirección deportiva era contratar un jugador por línea, “y quedó concluida con la llegada de Sanabria”. Aun así, ha habido un seguimiento por si finalmente podía marchar alguno de los jugadores con menos minutos y poder sustituirlo. Se planteaba reforzar las bandas, pero en el centro de la defensa a Guitián no se le pudo garantizar la continuidad. Por ello, se pusieron a trabajar “en el mercado de centrales”.

Plantilla de base sólida

Torrecilla ha explicado que a este proyecto se incorporó “con el tren en marcha y con la confirmación de que la plantilla tiene argumentos para cumplir el objetivo”. De hecho, afirma que “si no se hubiese hecho ninguna contratación”, el equipo tendría “una base sólida para hacerlo”. Aun así, la plantilla sale “más competitiva en el día a día”. “Hemos detectado un rendimiento más importante y una progresión del equipo”, ha señalado.

Lo cierto es que las armas que le ha dado el club las considera “suficientes para ir al mercado”. “De las tres incorporaciones, cada uno iba a tener un rol económico, una más gravosa económicamente y las otras más sencillas”, aseveraba. Y en cuanto a las incorporaciones de jugadores del paro, ha explicado que deben ir “en el límite salarial”. La única forma de acometer un fichaje del paro será por una salida en la plantilla.

Vuckic y Buyla

Vuckic y Buyla han sido dos de los nombres propios de la plantilla en el mercado. Al primero se le buscaba salida porque sería difícil su titularidad. Es propiedad del conjunto maño, y se le buscaba un equipo “con nómina de delanteros reducida” para garantizarle minutos. Sin embargo, “esa circunstancia no se ha dado y se queda en la plantilla”. Por ello, deberá pelear “por cambiar la situación”. Con el guineano se encuentran “satisfechos con que haya asumido que debe buscar minutos”.

El Real Zaragoza tiene ya cerrada de forma definitiva la plantilla. Estas son las armas con las que el club maño deberá afrontar el reto de la salvación. Los aragoneses ya preparan el encuentro vital ante el Málaga. Con una victoria podrían empezar a abrir un poco de brecha con las últimas posiciones.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies