La sociedad más pícara y corrupta, reflejada en la obra “Divinas palabras” en el Principal

La obra se podrá disfrutar desde el próximo jueves hasta el domingo 7 de febrero

Dicen que cuando existe una situación crítica es cuando realmente se conoce a las personas o a un país. Ha bastado una pandemia mundial para que se demuestre esa España “con picaresca, golfería, corrupción y de despropósito absoluto que ya denunciaba Valle Inclán”, ha aseverado el actor de “Divinas palabras”, Carlos Martínez-Abarca, una obra que estará en el Teatro Principal desde el jueves hasta el domingo, 7 de febrero.

Ya hace más de un siglo, en 1919, desde que el dramaturgo Valle Inclán escribiese “Divinas palabras”, una obra que “supuso un cambio y revelación en el teatro en su momento”, ha indicado la vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández. La obra busca, a través de un ácido humor negro, profundizar en un instinto deformado del pueblo que les lleva a cometer acciones inimaginables y que corroen los pilares de la sociedad burguesa.

Valle Inclán quiso mostrar con esta obra cómo el pueblo, sometido a la ignorancia y a la miseria, se ataca entre ellos y alimentan ese horror en el que viven. Por eso, solo se muestran personajes de un estrato social bajo para mostrar realmente cómo actuaba la sociedad ante las actuaciones del poder.

El espectáculo es una adaptación de José Carlos Plaza que ha conseguido “grandes críticas”, ha asegurado el productor Celestino Aranda. “Siempre hay gente que critica y te apoya, pero en esta obra no ha habido ni una sola crítica donde hayan puesto un ‘pero’”. Pero, ¿cuál es realmente la clave del éxito? Aranda lo tiene claro, “como está contada la función, te da juego, te sitúa en cada espacio”.

Print Friendly, PDF & Email