La DPH reserva una plaza a personas transexuales en su convocatoria de diez auxiliares administrativos

La Institución provincial oscense da ejemplo público del cumplimiento de la ley implantada por el Gobierno de Aragón

La Diputación Provincial de Huesca ha abierto una convocatoria, mediante oposición libre, de diez plazas de auxiliar administrativo para pasar a formar parte de la plantilla de personal funcionario. De la totalidad de las plazas ofertadas, dos están reservadas para personas con discapacidad y una para personas transexuales, según aparece reflejado en el BOE de este lunes.

De este modo, la institución provincial oscense da ejemplo público del cumplimiento de la ley implantada por el Gobierno de Aragón en el año 2018 – artículo 27.3 de la Ley 4/2018, de 19 de abril- que persigue la expresión de género de igualdad social y la no discriminación en la Comunidad. De hecho, esta misma Institución fue la primera administración aragonesa en reservar plazas para personas transexuales una vez que entró en vigor la ley.

La reserva de plazas, según han manifestado fuentes de la DPH, “se lleva cumpliendo desde que entró en vigor la citada ley”. Por su parte, desde el Gobierno de Aragón aseguran que “esta normativa tiende a normalizar y facilitar el proceso de personas que por su identidad sexual han tenido problemas para acceder a la administración pública”.

Asimismo, desde el Ejecutivo autonómico explican que esta ley está en consonancia con las normativas y directrices que se están implantando desde el Gobierno Central. “En todas las ofertas de empleo público de DGA esta ley se tiene presente”, manifiestan desde la Institución.

En defensa de la igualdad

Las personas trans en nuestra sociedad han protagonizado una larga lucha para conseguir desarrollarse socialmente en el género al que sienten que pertenecen. Las dificultades que se encuentran en este proceso son incontables y de toda índole, y el sufrimiento que provocan es considerable.

Con esta ley de 2018, el Gobierno de Aragón pretende crear un marco normativo que facilite este proceso, permitiendo la progresiva adaptación de la persona y el desarrollo completo de sus potencialidades humanas.

De este modo, la Comunidad aragonesa se sitúa en la línea marcada por el artículo 9.2 de la Constitución española, que declara que “corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.

Print Friendly, PDF & Email