La Máscara de Ateca no saldrá en su 125 cumpleaños pero trae un libro bajo el brazo

La Máscara de Ateca hace su presentación en Zaragoza

La Máscara de Ateca no podrá pasearse este año por las calles del municipio zaragozano debido a las restricciones sanitarias, a cambio, trae un presente bajo el brazo. La institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza ha editado el libro “Cascabeles entre bandas rojigualdas”, un monográfico de la tradición escrita por el historiador y vecino Francisco Martínez García. No habrá correcalles, hoguera, versos y ascenso a la ermita, pero sus vecinos no querían dar la espalda a la fiesta en honor a su patrón San Blas.

Este inconfundible personaje aragonés ataviado con un traje de franjas verticales rojas y amarillas, gorro, cascabeles, un sable y una cobertera (pequeño escudo circularas) cumple este fin de semana 125 años. Cada 2 de febrero, hace su aparición en la plaza España para encorrer y asustar con su sable de hierro a los muchachos que le esperan. Pequeños y mayores intentan a lo largo del día arrancar los 50 cascabeles que porta su peculiar máscara.

Durante la noche, vuelve a salir al calor de la hoguera donde las familias y amigos cenan junto a su más característico vecino. Al día siguiente, brotan los versos a su patrón San Blas en el ascenso al cerro, a los pies de la ermita, donde le esperan los jóvenes cargados de fruta (en 1979 se eliminaron las piedras) para evitar que alcance la cima.

Representantes de Ateca, Diputación de Zaragoza e Instituto Fernando el Católico acompañan a la Máscara

“La canción del puente de Alcolea cierra la celebración, aludiendo al enfrentamiento entre absolutistas y liberales del siglo XIX, uno de los muchos orígenes que han forjado esta fiesta”, ha señalado el autor, Martínez García. Su libro hace un recorrido exhaustivo por todo lo que se sabe o intuye de esta fiesta popular, desde 1995, de Interés Turístico de Aragón. Incluye fotografías, la primera crónica anónima datada en 1896, cuenta las tensiones provocadas entre carlistas e isabelinos y su prohibición durante la II República.

La máscara, figura única

En palabras del autor, “los orígenes de esta tradición son inciertos”, ya que no se conservan datos al respecto. No obstante, Martínez se remonta hasta el siglo XV y la posibilidad de que la Máscara fuera una botarga, un personaje de las fiestas populares, semejante al Cipotegato de Tarazona.

El alcalde de Ateca, Ramón Cristobal, ha emplazado a sus vecinos a celebrar esta festividad “cuando la situación sanitaria mejore”, a la vez que espera que se cumplan “todas las medidas de seguridad”.

“Cascabeles entre bandas rojigualdas” está a la venta y puede comprarse a un precio de 14 euros en la tienda online de la Institución Fernando el Católico. Asimismo, está disponible para su consulta y descarga gratuita en la biblioteca virtual de la IFC.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies