El Casademont Zaragoza prueba el amargor de la derrota en 2021

El Baskonia fue superior a los rojillos. Foto: Basket Zaragoza

La racha de victorias del Casademont Zaragoza, que le había devuelto la confianza al equipo después de una primera vuelta irregular, se ha terminado. El amargor de la derrota se ha hecho presente en los rojillos este 2021, después de un mes de enero imbatido. El culpable fue el Baskonia, que venció con claridad en su feudo por 89-61. Ahora bien, no es motivo de alarma, ya que los vascos se encuentran en un momento álgido, ocupando la cuarta plaza del campeonato.

Una de las claves del encuentro fue la falta de concentración al principio del choque. Los maños acusaron los nervios, y tras numerosas pérdidas, los locales siempre mantuvieron una renta cercana a los diez puntos. La tranquilidad con la que estos pudieron afrontar el partido supuso un plus a la hora de dirigir los tiempos y hacerse con la victoria.

Ya en el primer cuarto, el conjunto de Ivanovic vio como se conseguía escapar con cierta facilidad. Su acierto a la hora de anotar frente a los fallos ofensivos del Casademont Zaragoza supuso que en poco tiempo el electrónico reflejase un 19-11. No mejoraría la situación conforme se llegaba al final del primer asalto, que finalizaba con los del “Oveja” once abajo en el marcador.

Parecía que despertaban los rojillos tras el descanso, con un Dylan Ennis que se metía de lleno para subir el termómetro del partido. La buena noticia fue la de Justiz, que volvía al encuentro que había dejado atrás por un golpe en el primer cuarto. Gracias a Sulaimon, los maños finalizaban el segundo acto 15-18, lo que suponía irse ocho abajo a vestuarios.

La igualdad reinó en el tercer cuarto, pero no era suficiente para un conjunto que comenzaba el tercer envite ocho puntos por debajo. La buena actuación de Henry y Ennis hicieron ver una luz al final del túnel, llegando a creerse que podían vencer. La distancia se redujo a seis, pero un arreón local terminó por imponer la ley del más fuerte. Finalmente, diez arriba en el tercer cuarto.

La embestida final fue la más fuerte y desdibujó del partido al Casademont Zaragoza, que nada pudo hacer para llevarse la victoria. Los de Vitoria anotaban sin parar, pero no consiguieron evitar ser arrollados. Finalmente, tras un último cuarto de 29-11, el electrónico reflejaba un contundente 89-61. Toca seguir remando y vencer este miércoles a Estudiantes para recuperar la tranquilidad y, a poder ser, soñar con un playoff por el título.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies