Repollés defiende que se han revisado los planes para mantener la actividad quirúrgica

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha comparecido en las Cortes de Aragón

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, se ha defendido este jueves en las Cortes de Aragón de los retrasos que se van acumulando en las intervenciones quirúrgicas. Desde Ciudadanos han criticado su capacidad de gestionar la situación, pero la consejera se ha defendido asegurando que “se han revisado los planes de contingencia para mantener la actividad quirúrgica”. Por otro lado, asegura haber puesto en marcha las comisiones de programación quirúrgica.

Lo cierto es que desde la formación naranja le han achacado falta de transparencia al no haber hecho pública la guía del plan de abordaje como la consejera había prometido. Sin embargo, Repollés ha afirmado que es una situación “muy difícil de abordar”. Por otra parte, todos los meses de enero y febrero se provoca una saturación de los centros hospitalarios por enfermedades respiratorias, algo que hace visible el exceso de trabajo.

Repollés ha destacado que se han realizado diferentes planes como modulación de vacaciones, movilidad geográfica de los trabajadores, contratación de estudiantes de medicina o ampliación de las plantillas. Sin embargo, desde Ciudadanos les exigen respuestas porque afirman que en noviembre consiguió rebajarse y en diciembre y enero se ha vuelto a incrementar.

Por otra parte, en marzo se hizo el cierre de quirófanos, y en ese momento contaban con 10.900 pacientes que esperaban más de diez meses en verano. No fue hasta mayo de 2020 cuando se dieron las instrucciones para retomar la actividad presencial, algo que también generó polémica. Al no permitir las operaciones, se produjo un importante incremento.

El grupo que ha logrado verse disminuido es el de pacientes que esperaban su intervención desde hace más de medio año. Antes era de 7.000 pacientes y ahora la cifra asciende hasta los 3.500. El resto continúan incrementándose y la oposición le exige que se clarifiquen los planes pero Repollés mantiene que “es difícil” concretar la línea de actuación.

Print Friendly, PDF & Email