PP, Cs y Vox tumban las mociones que pedían resolver los conflictos laborales del Tranvía y Avanza

Están convocados paros todos los días, de lunes a viernes, del 9 de marzo al 9 de abril, ambos inclusive

El conflicto latente de los trabajadores del transporte público de la ciudad también ha tenido presencia en el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza. Tanto el grupo municipal del PSOE como el de Podemos Equo han presentado diferentes mociones que instaban al gobierno municipal a avanzar en la resolución de los conflictos laborales de los trabajadores de Avanza y de Tranvías de Zaragoza, en el caso de los socialistas, y a reconocer dichos conflictos, en el caso de Podemos Equo.

Sin embargo, no ha habido sorpresas y tal y como se esperaba, los dos partidos en el gobierno municipal, PP y Ciudadanos, así como la formación política Vox han votado en contra de dichas mociones. La concejal de Vox, Carmen Rouco ha insistido además en que “el ayuntamiento no debe tomar parte porque deben ser las partes implicadas quienes deben llegar a acuerdos”.

En este sentido, una de esas partes implicadas, los trabajadores, ha intervenido durante la moción presentada por Podemos Equo. El portavoz de los trabajadores de Avanza, Javier Anadón, ha manifestado su “malestar y cabreo” ante la actitud del Ayuntamiento de Zaragoza con la plantilla y en consecuencia con los ciudadanos que utilizan el transporte público en estos tiempos de pandemia. Por su parte, desde la Asociación para la Promoción y la Defensa de los Derechos Civiles, Julián Aramendía, en representación de la plantilla de trabajadores del tranvía, ha criticado que las decisiones que se toman desde el consistorio y que gestiona la empresa perjudican directamente a los trabajadores.

Ambas mociones llegan en un momento crítico para los servicios públicos de la ciudad después de que los dos principales medios de transporte público de la ciudad vayan a ir a la huelga por la situación de sus convenios colectivos. Y es que, desde el comité de empresa del bus urbano ya se anunció que, si la negociación no daba sus frutos, desde el próximo 20 de febrero, se producirían paros parciales en el servicio durante los fines de semana. En este mismo sentido, los trabajadores del tranvía también anunciaron la prolongación del conflicto hasta el próximo 8 de marzo.

La inspección y la vigilancia de los contratos de servicio público sí salen adelante por unanimidad

El único punto que sí ha salido adelante de las mociones presentadas relacionadas con los servicios de transporte público, además por unanimidad, ha sido el que proponía la ampliación de la inspección y vigilancia de los contratos de Servicios Públicos para su correcto cumplimiento.

Sin embargo, esto no ha impedido un cruce de reproches entre la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, y el concejal de de ZeC, Alberto Cubero. Y es que, este último ha ironizado al decir “la culpa no es suya, señora Chueca, es de la empresa, pero el problema es que usted apoya a la empresa”. Por su parte, Natalia Chueca ha respondido alegando “esto es lo que ustedes me dejaron, así que no esperen que haga milagros”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies