JIM alerta de que el margen de error es “mínimo” y ve necesario escapar del «estrés deportivo”

El técnico blanquillo recuerda la importancia de respetar al rival. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza se mide este viernes ante la Ponferradina (21.00 horas) con el único objetivo de escapar de la zona de descenso tras el varapalo que supuso la derrota en Albacete. El técnico blanquillo ha alertado de que el margen de error es ya “mínimo”, a pesar de que hay varios equipos en un pañuelo con una diferencia ínfima de puntos. Además, JIM ha resaltado la necesidad de “escapar del estrés deportivo” que están viviendo después de perder ante los albaceteños.

“El día siguiente al encuentro contra el Albacete, los jugadores estaban fastidiados. Pero esta semana han mostrado esa rabia contenida en los entrenamientos. Hoy hemos terminado la sesión con el discurso de volver a competir con las mismas ganas por las que apostamos siempre”, ha remarcado el míster en la rueda de prensa de este jueves.

En cuanto a la llegada de Juanma Sanabria, Martínez ha querido dejar claro que supone “una ayuda más para el equipo, en ningún caso lo planteo para un cambio de rol de jugadores”. El fichaje del mediocentro uruguayo es una buena noticia para la plantilla porque “puede jugar también en banda”. “Todo el plantel debe aportar su máximo rendimiento hasta final de temporada”, ha incidido JIM.

Sobre Peybernes, el técnico ha dicho que desde el club le han comunicado que la documentación está en Madrid, por lo que su inscripción “debería ser cuestión de pocas horas”. Y en efecto, así ha sido, porque la entidad ha informado minutos después de la comparecencia que el central francés ya ha podido ser inscrito de manera oficial.

En referencia a la falta de gol del “Toro” Fernández, ha admitido que no puede ocultar los números del delantero, pero asegura que en los entrenamientos “finaliza muy bien”. “Necesitamos su acierto en los partidos, pero el fútbol va de rachas y debemos darle confianza”, ha señalado.

JIM ha definido a la Ponferradina, actual séptimo clasificado, como un equipo que “va bien a balón parado, con profundidad tanto en ataque directo como en amplitud”. En el encuentro de ida, el Real Zaragoza encajó los dos goles en dos saques de esquina prácticamente idénticos botados al primer palo. El balón parado continúa siendo una tarea pendiente para los maños, que deben estar muy atentos en esta parcela para no llevarse más sustos. Además, el entrenador ha apuntado que el conjunto berciano, que viene de ganar en Málaga, “lleva dinámica positiva y está haciendo las cosas muy bien”.

Juan Ignacio Martínez ha reconocido que es difícil que llegue algún refuerzo más, pero él tiene “máximas garantías en los jugadores que están en el club desde el inicio liguero”. “Ganar es una palabra muy fácil de pronunciar, pero el Real Zaragoza puede y debe pronunciarla con mucha energía y con la boca grande”, ha concluido el técnico antes de salir de la sala de prensa con la vista puesta en su compromiso ante la Ponferradina.

Print Friendly, PDF & Email