El contenedor más grande del mundo se instala en Zaragoza para concienciar sobre el reciclaje

El contenedor está recubierto con 198 bufandas ensambladas y tejidas a mano de forma artesanal

Con motivo del Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre, que se celebra este jueves, Ecovidrio -entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España- y el Ayuntamiento de Zaragoza han instalado en la plaza del Pilar el contenedor más grande del mundo, recubierto con bufandas artesanales que muestran la evolución de las temperaturas en España en los últimos 100 años. El contenedor estará en la plaza hasta finales de la semana que viene.

Con este símbolo, de ocho metros de altura, se pretende concienciar sobre la importancia de tomar medidas urgentes y recordar que el reciclaje de envases de vidrio es una de las palancas para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera a través de los gestos cotidianos.

Para ilustrar el incremento de la temperatura terrestre durante el último siglo a causa del calentamiento global, Ecovidrio, en colaboración con la Asociación de Labores Solidarias (IAIA), ha recubierto el contenedor con 198 bufandas ensambladas y tejidas a mano de forma artesanal. Están hechas en diferentes tonos azules y rojos, a modo de gráfico de barras, que representan el significativo aumento por lustros de las temperaturas en España, Otras 150 bufandas verdes recubren la base de la cúpula.

El cromatismo de las bufandas se basa en Informe sobre el Estado de Clima en España 2019, de la Agencia Estatal de Meteorología, y representa la diferencia de la temperatura media de cada año respecto a los valores medios que, según datos de Berkeley Earth, se hacen extensivos desde 1901 hasta la actualidad.

La iniciativa se ha presentado hoy en la Plaza del Pilar de Zaragoza, donde está ubicado el contenedor gigante. El acto ha contado con la presencia de Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza y Borja Martiarena, director de marketing de Ecovidrio.

Para la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, “la economía circular, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático son elementos clave en la gestión del Gobierno de Zaragoza”. La consejera ha recalcado que se trata de una lucha “transversal, en la que hay elementos protagonistas, como la gestión de residuos o la movilidad urbana, en la que todos debemos implicarnos, porque cada pequeño gesto cuenta”. En este sentido, ha destacado el “alto nivel de implicación y de colaboración de los zaragozanos en el ámbito del reciclaje, aunque siempre debemos aspirar a mejorar nuestras cifras a través de campañas de información y de sensibilización como ésta que hoy presentamos”.

Por su parte, Borja Martiarena, director de marketing de Ecovidrio, ha señalado que “estamos a tiempo de confeccionar nuestro futuro. 2021 debe ser el año en el que todos consolidemos nuestras ambiciones a favor del medio ambiente y, en este sentido, los ciudadanos tienen que sentirse cómplices de los beneficios ambientales tan positivos que el reciclado de vidrio tiene para el planeta. Con cada envase de vidrio depositado en los contenedores verdes se reducen las emisiones de carbono. Así, reciclando 10 botellas de vidrio se evita la emisión de 3 kilos de CO2 a la atmósfera”.

Retos ambientales, hábitos cotidianos

El reciclaje de vidrio contribuye a avanzar hacia la economía circular y ayuda a combatir el calentamiento global y el cambio climático.

El reciclaje de residuos de envases de vidrio de los últimos 20 años de los españoles ha logrado evitar la emisión de más de 7,8 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que equivale a retirar de circulación durante un año más de tres millones de vehículos. Reciclando 10 botellas de vidrio, se evita la emisión de tres kilos de CO2 a la atmósfera, lo equivalente a 42 kilómetros conduciendo en motocicleta o a 15 kilómetros de trayecto en coche.

En un contexto marcado por la necesidad de evolucionar hacia la economía circular y hacer frente a la emergencia climática, el reciclaje de residuos de envases de vidrio es un elemento clave para evitar emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global y la sobreexplotación de los recursos. Gracias al reciclaje de envases de vidrio se reducen las emisiones de CO2.

El calcín que se obtiene del proceso de reciclado necesita menor temperatura para ser fundido que la materia prima original, por lo que cada envase fabricado con material reciclado tiene una huella de carbono menor que el envase fabricado con materia prima original.

El hecho de que el vidrio sea un material 100% reciclable y que de un envase pueda obtenerse otro exactamente igual indefinidamente evita que se extraigan materias primas de la naturaleza, cuyo proceso de extracción perjudica a la biodiversidad.

Tejiendo un futuro

Las bufandas han sido tejidas por las mujeres de “Tejiendo un futuro”, un proyecto llevado a cabo por la Asociación IAIA que forma a mujeres en situación vulnerable para que hagan del tejer su profesión. La creación de esta gran “bufanda climática”, hecha con fibras naturales, tiene fines terapéuticos, educativos y sociales en un momento en el que la sensibilización medioambiental cobra cada vez más importancia.

Reciclaje de vidrio en Zaragoza y Aragón

La recogida selectiva de residuos de envases de vidrio, a través del contenedor verde, alcanzó 20.549 toneladas en Aragón en 2019. Esta cifra supone un incremento del 23% en los últimos cinco años y representa un crecimiento del 8,5% respecto a 2018.

Según los últimos datos relativos a 2019, los habitantes de Zaragoza reciclaron un total de 9.256 toneladas de envases de vidrio, lo que supone que cada habitante recicló de media 13,7 kg.

Respecto a la tasa de contenerización, Zaragoza se sitúa con una media de 355 habitantes por contenedor, contando con un total de 1.899 iglús para los residuos de envases de vidrio instalados.

Sobre Ecovidrio

En 1997, tras la aprobación de la Ley de Envases y Residuos de Envases en 1997 y el arranque de sus operaciones en 1998, Ecovidrio se convirtió en la entidad gestora de un modelo de reciclado que garantiza un servicio completo y al que tienen acceso todos los ciudadanos. En términos de financiación, 8.000 compañías envasadoras hacen posible, con su aportación a través del punto verde, el sistema de reciclado.

La labor de Ecovidrio destaca por garantizar el reciclado de alta calidad a través del contenedor, potenciar las infraestructuras de contenerización y recogida, invertir en planes y recursos destinados a incrementar el reciclaje de envases de vidrio en la hostelería, movilizar a los ciudadanos a través de campañas de sensibilización y promover la prevención y el ecodiseño de los envases.

En las últimas dos décadas el sistema de Ecovidrio ha permitido el crecimiento exponencial de la tasa de reciclado pasando de un 31,3% en el año 2000 al 76,8% en 2018, según los últimos datos oficiales del Ministerio para la Transición Ecológico y Reto Demográfico (Miterd).

El reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para contribuir al desarrollo sostenible, fomentar la transición hacia la economía circular y luchar contra el cambio climático. Además, el reciclaje de envases de vidrio es una actividad apoya el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente, redunda sobre los objetivos (once) Ciudades y comunidades sostenibles, (doce) Producción y consumo responsables y (trece) Acción por el clima.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies