La hostelería pasa por el peor momento de su historia y afronta una reducción del 50% en la facturación

El Ayuntamiento destinará algunos de estos fondos europeos a ayudas directas como la hostelería

El sector de la hostelería está pasando por su peor momento y las cifras del primer estudio sobre el impacto de la Covid-19 en la hostelería aragonesa lo demuestran. Un informe exhaustivo, impulsado por el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio y la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, que sitúa al segundo trimestre de 2020 como el peor en la historia de la hostelería y cifra las pérdidas en 160 millones durante el año pasado en este sector. Además, Solo en Zaragoza, cinco de cada diez hoteles permanecen cerrados a causa de la pandemia.

Se trata del primer estudio de estas características realizado en nuestro país y advierte de un panorama desolador: la facturación en este sector se ha reducido un 50% debido a la pandemia. Esta es la primera conclusión a la que el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y director del informe, Marcos Sanso, ha advertido. Tanto es así que la facturación de las empresas del sector en nuestra Comunidad Autónoma entre marzo y diciembre de 2019 fue de 2.200 millones, mientras que en 2020 la cifra quedó por debajo de los 1.100 millones de euros; exactamente la mitad. Asimismo, el estudio advierte que el 22,13% del total de la facturación perdida corresponde al subsector del alojamiento, que protagoniza una caída de la facturación de más de 240 millones de euros.

Ante esta realidad, Sanso ha calificado de “asfixia para el sector” la situación y ha manifestado que “son datos catastróficos puesto que nunca antes se habían producido unas cifras semejantes en un periodo de tiempo tan corto”. Unos datos nada alentadores que, a juicio de Sanso, no dejaremos atrás: “Este trimestre del 2021 va a ser similar”, ha dicho

Las cifras de pérdida de empleo muestran que el segundo trimestre del año 2020 fue, sin lugar a dudas, el peor que la hostelería ha vivido en Aragón, ya que afectó al 67% en promedio de los ocupados en hostelería, incluyendo pérdida de afiliados, ERTE y ceses de actividad de autónomos. Una cifra que llegó a más del 76% en la provincia oscense. De hecho, Huesca es la que ha recibido el peor impacto por la Covid-19, perdiendo un 59% de su facturación. Teruel y Zaragoza, por su parte, advertían unas pérdidas de poco más del 47%.

El estudio concluye que las referencias para posibles medidas de recuperación de la hostelería aragonesa por las afecciones del año 2020 podrían fijarse en 60 millones de euros por pérdida de beneficios de explotación y 100 millones adicionales por costes fijos soportados sin ingresos.

Huesca es la provincia que ha recibido el peor impacto, perdiendo un 59% de su facturación

El Pirineo aragonés, el más afectado

La perdida de facturación -por encima del 60%- ha afectado notablemente a las cuatro comarcas pirenaicas- -Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza-. Seguido de estas se encuentran el Somontano, Cinca Medio y Ribera Baja del Ebro.

La facturación, sin embargo, no se ha resentido tanto -por debajo del 40%- en las comarcas de La Litera y Sierra de Albarracín

5 de cada 10 hoteles, cerrados en Zaragoza

En la presentación del estudio, el presidente de la Comisión de Turismo de Cámara Zaragoza y de la Asociación de Hoteles de Zaragoza, Antonio Presencio, ha hecho especial hincapié en el sector del alojamiento. Asegura que cinco de cada diez hoteles a día de hoy están cerrados y no van a poder abrir en un horizonte cercano.

Presencio ha augurado que la bajada de la demanda de alojamiento se va a situar en más del 90% debido a la carencia de ferias, congresos y eventos, además de la paralización del turismo. Algo que repercute en que, según ha informado el presidente de la Asociación de Hoteles de Zaragoza, el 70% de las plantillas en Zaragoza sigan estando en ERTE; de ahí que haya solicitado públicamente la continuidad de los ERTE hasta finales de 2021.

Print Friendly, PDF & Email