La DGA levanta el confinamiento de Huesca y extrema las restricciones en Alcañiz, Calatayud y Teruel

El Gobierno de Aragón ha decidido flexibilizar los horarios de las actividades no esenciales

El Gobierno de Aragón ha decidido levantar el confinamiento perimetral de la ciudad de Huesca debido a la evolución favorable de la transmisión del virus durante los últimos días. En concreto, esta capital tiene una incidencia acumulada de 190 casos por 100.000 habitantes, lo que permite levantar el cierre y parte de las restricciones que se anunciaron hace diez días. No será así en tres localidades, Teruel, Calatayud y, sobre todo, Alcañiz, donde la curva continúa en tendencia ascendente, lo que obliga a extremar las restricciones.

Allí, el Ejecutivo autonómico ha decidido endurecer las medidas, con el cierre del interior de la hostelería y un aforo permitido del 50% en terrazas, así como el cierre de los gimnasios y de los centros deportivos. La actividad no esencial, incluidos espectáculos culturales y actividades deportivas, tendrá que cerrar a las 18.00 horas durante los siete días de la semana. Previsiblemente, la orden se publicará en el BOA mañana miércoles y entrará en vigor el jueves. “Estas medidas estarán vigentes hasta que observemos una mejoría en la tendencia”, ha señalado la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

En estas localidades se está viendo una situación de contagios “ascendente y preocupante”, lo que obliga a tomar estas medidas. Teruel registra una incidencia de 682 casos por cada 100.000 habitantes, por los más de 700 en Calatayud. Por su parte, Alcañiz aglutina estas dos cifras y registra casi 1.500 casos por cada 100.000 habitantes. “La gran mayoría de los contagios responden al ámbito social y comunitario”, ha advertido el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo.

Por su parte, la consejera de Sanidad ha apuntado que hay otras localidades en las que se ha producido un alto índice de contagios en los últimos días, como son Utrillas y Calamocha. En estos casos, el departamento permanece en contacto con sus representantes y ha establecido refuerzos para apoyar a los centros de salud, a la par que se han intensificado las labores de control y seguridad.

En el caso de Huesca, Repollés ha destacado que la evolución “es favorable”, por lo que se ha decidido levantar el confinamiento perimetral de la ciudad, permitiendo la libre circulación, aunque siguen vigentes el provincial y el autonómico. Asimismo, los datos en Zaragoza son “mejores”, según Falo, y especialmente en los sectores sanitarios 1 y 2. “Aragón parece haber llegado al pico de la curva, con una media algo inferior a la nacional, fruto de las medidas adoptadas”, ha expresado, resaltando que “ahora necesitamos un descenso rápido para evitar que se colapse el sistema sanitario”.

Print Friendly, PDF & Email