Miguel Ángel Otín / Secretario General de Huesca Suena

Economía resiliente

Miguel Ángel Otín

En el reciente evento #RESETHuesca, la profesora Nuria Chinchilla expone que el acrónimo C.O.V.I.D está formado por las palabras Catástrofe, Oscuridad, Virulencia, Inestabilidad y Destrucción. Inicialmente puede pensarse que el entorno COVID no es un entorno feliz. Pero la profesora es de la opinión que necesitamos conocer nuestro entorno y saber dónde estamos para poder cambiar.

Y para cambiar, o mejor dicho, para volver a la situación anterior necesitamos la R, de Resiliencia…palabra y/o término que algunos políticos han puesto de moda. De las primeras veces que la Factoría Moncloa (formada por Iván y los 1.200… asesores) le indicó al presidente que había que empezar a utilizar este término fue el 31 de agosto.

En la citada fecha, el presidente disertó una conferencia titulada ¨España puede. Recuperación, Transformación, Resiliencia¨, ante empresarios y otros representantes de la sociedad, como patronal, sindicatos y expertos en sectores vinculados con la digitalización, la transición ecológica, el cooperativismo, la cultura y el tercer sector.

El concepto resiliencia tuvo su origen en la física de los materiales, (tiene todo el sentido). Posteriormente adaptado a las ciencias sociales cómo la capacidad que tienen las PERSONAS para sobreponerse a las situaciones adversas, e implica no volver atrás, sino al estado original. Encuentro coincidencia con su definición en Psicología.

Adaptado a la economía, cómo la habilidad que demuestra una SOCIEDAD para recuperarse tras una perturbación, catástrofe o situaciones adversas. La economía filosófica estudia la forma en que las sociedades, funcionan, sobreviven y prosperan.

En consecuencia puede determinarse que la resiliencia es la capacidad de resistir, recuperarse y adaptarse a las crisis. Asimismo, resiliente significa ¨rebotar¨ ¨dar un salto¨, para volver a la normalidad, al estado original, y contra menos apoyos externos, más capacidad de resiliencia. Otra versión, crear y construir algo nuevo, no a lo que fuiste, porque te has transformado. Pero siempre como un “punto de relación” entre las personas, la sociedad y la economía.

Según la RAE, resiliencia es la capacidad de adaptación de un “ser vivo”. ¿Damos por bueno que la economía es un ser vivo? ¿Cómo y cuándo la economía de nuestro país conseguirá “rebotar” y volver a cifras de principios del 2020? Seguro cada uno de los parámetros, Empleo, PIB, Déficit, Deuda, aunque tengan interrelación, tendrán comportamientos distintos. Me arriesgo a decir que no será hasta el quinquenio 2025/2030. No obstante, peor pronóstico da la directora del AIREF, que ha dicho que la Deuda no llegará a las cifras del 2020 ¡hasta el 2050!

Empresas y familias están demostrando capacidad para la recuperación. Sería deseable que las administraciones fueran referente, en las medidas a tomar para facilitar una recuperación, con medidas ingeniosas, eficientes y ejemplares y fomentaran una cultura de previsión frente a las turbulencias.

Respecto a la salida de la crisis, se ha puesto el foco en la U, en la V, en la V asimétrica, en la L, en la W, y actualmente se habla de la K, que significa que algunos sectores irán para arriba y otros para abajo. Las empresas con personas resilientes crecerán, y las otras… decrecerán (o desaparecerán).

Resumiendo, ¿es correcto hablar de política económica resiliente? En mi opinión NO. Lo son las personas que conforman la sociedad, las empresas, las entidades, las instituciones…

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies