El joven abatido en noviembre en El Gancho denuncia por lesiones a los agentes que le dispararon

El incidente tuvo lugar el pasado 22 de noviembre en El Gancho

El joven abatido a disparos por la Policía el pasado 22 de noviembre en El Gancho de Zaragoza ha interpuesto una denuncia por un delito de lesiones a los dos agentes de la Policía Nacional que le llegaron a disparar, según defiende el escrito, hasta 20 disparos y que usaron para reducirlo “una fuerza excesiva”.

El incidente tuvo lugar el pasado 22 de noviembre en la confluencia de las calles Cerezo y Boggiero en El Gancho de Zaragoza. Allí, según defiende la acusación, ejercida por la letrada Carmen Sánchez Herrero, los agentes de la Policía Nacional pararon al joven y le requirieron la documentación. Tras ello, le preguntaron si llevaba “algún efecto que le pudiera comprometer”, a lo que este respondió que sí y sacó de su bolsillo un revolver plateado, que según defiende, era para entregárselo a los agentes.

Cuando sacó el revolver, los agentes se apartaron, lo encañonaron y, “fruto de la presión”, ha continuado, “salió de allí con el paso acelerado”. Fue entonces cuando, según defiende el joven, se topó con otras dos dotaciones policiales, que también le encañonaron. Al solicitarle los policías que entregara el arma, él defiende que procedió a ello y fue aquí cuando uno de los agentes disparó ocho tiros, alcanzándole uno de ellos en la pierna, provocando su caída hacia delante.

Al caer hacia delante, alega el joven, recibió otro total de doce disparos y que cayó al suelo. Después tuvo que recuperarse en el Hospital Miguel Servet de las heridas provocadas por un total de hasta 20 disparos.

Print Friendly, PDF & Email