Zaragoza en Común pide mantener las partidas presupuestarias destinadas a Cooperación al Desarrollo

La concejala de ZeC, Luisa Broto, ha insistido en que se trata de un consenso que no se debe romper

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado una moción al próximo pleno de la ciudad del 28 de febrero para reafirmar su compromiso con las políticas de cooperación al desarrollo y con los compromisos adquiridos en el Pacto para la Cooperación al Desarrollo en el Marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Zaragoza en Común pide mantener las partidas presupuestarias destinadas a Cooperación al Desarrollo en los presupuestos de 2021. Además, instará al gobierno de la ciudad a aumentar gradualmente las partidas presupuestarias destinadas a cooperación hasta alcanzar como mínimo el 0,7% al final de legislatura (2023).

“La ciudad de Zaragoza, desde hace más de 25 años, ha reflejado en sus presupuestos la solidaridad con otros países y territorios y este no es momento para abandonar esta senda”, ha defendido la concejala Luisa Broto.

Sin embargo, tal y como recordaban desde el grupo, “este consenso se puede ver roto porque la formación de ultraderecha, Vox, en el anterior presupuesto del año 2020 ya consiguió que se recortaran 500 mil euros que iban destinados a esta partida de políticas para favorecer el comercio justo, la educación para el desarrollo y políticas públicas para llevar a cabo en estos países”.

La formación también solicitará introducir la perspectiva de la Coherencia de las Políticas al Desarrollo en todas las políticas municipales, estableciendo los procedimientos necesarios para que éstas tengan en cuenta los efectos externos de las mismas en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para Zaragoza en Común, en esta situación de desigualdad global, la cooperación al desarrollo se muestra “totalmente imprescindible”, pero también será necesario, como señala la declaración de las Naciones Unidas a favor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promover cambios en las pautas y modelos actuales de producción y de consumo lo cual, a su vez, afecta a muy diversas facetas de la vida económica y social y requiere de una acción política concertada.

Desde el grupo municipal, en su defensa de la moción, han explicado que uno de cada tres trabajadores (casi 900 millones) vive por debajo del umbral de pobreza y la gran mayoría de los hogares en los países en desarrollo, que suponen más del 75% de la población mundial, se encuentran hoy en día en sociedades donde los ingresos se distribuyen de manera mucho más desigual que en la década de 1990, en un contexto afectado por el calentamiento global y el deterioro del planeta que afecta directamente a las fuentes primarias de subsistencia.

“Esta situación hoy se ve agravada por una pandemia mundial, que ahonda en estas diferencias y genera otras nuevas de consecuencias aún difíciles de evaluar pero que afectarán de manera clara a los más vulnerables de nuestro mundo”, ha concluido Broto.

Una política municipal con consenso histórico 

Broto ha defendido que las políticas de cooperación al desarrollo han contado históricamente con el apoyo y consenso de todos los partidos políticos, que ha cristalizado en diferentes acuerdos.

En el 2007, partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Zaragoza en ese momento, suscribieron junto a la Alianza Aragonesa contra la Pobreza y la Federación Aragonesa de Solidaridad, el primer Pacto contra la Pobreza para el Ayuntamiento de Zaragoza, y en el año 2017 el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó por unanimidad el Pacto por la Cooperación al Desarrollo en el Marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, vigente actualmente y que recogía la voluntad de avanzar hacia el 0,7 % de aportación como el consenso internacional recomienda.

Todo ello contribuyó a que hasta hace bien poco Ayuntamiento de Zaragoza fuera uno de los que más porcentaje de su presupuesto total dedica a cooperación para el desarrollo, ejerciendo también un papel de referente entre las Administraciones Locales gracias a avances como la mejora de la normativa y procedimientos, el compromiso con la Educación para el Desarrollo, la Ciudadanía Global o el Comercio Justo.

Por eso, la concejala Luisa Broto insta al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y a su equipo de gobierno a “mantener estas partidas presupuestarias, que no haya recortes y que no sea rehén de la ultraderecha como hemos visto en los medios de comunicación cuando se apela a reducir partidas importantes en cooperación, en políticas de igualdad y en políticas de juventud”.

Print Friendly, PDF & Email